Letras

ANTIPOEMA DE FE. Manuel Rojas

«…vi el rostro de un Cristo negro»

ANTIPOEMA DE FE

Detrás de las colinas
está esa pequeña iglesia
a donde me llevaron alguna vez
siendo un niño
Hoy
entre las brumas de una tarde silenciosa
bajo los almohadones de nubes
de un invierno menudo e impertinente
dormí a pierna suelta
y entre sueños
caminé por el pasillo principal
por sobre el atrio superior
con las cortinas rojas e inmensas
Miré a lo lejos la ciudad
desde los grandes ventanales
vi el rostro de un Cristo negro
que ascendía en el fuego de los cirios
un Cristo roto y ensangrentado
hecho cenizas
humo de incienso
Caminé con miedo y timidez
como cualquier niño que teme a los altares
vi mi rostro en los espejos
que relucían a lo largo del atrio
en esferas de fuego
Cuando desperté oí un tañido de campanas
el viento arreciaba contra los ventanales
un eco de voces
cantaba un miserere deus
entre las hojas del árbol
donde escuché mi nombre
mil veces bendecido por la lluvia
de hoy
y de siempre…

Manuel Rojas

LA SAETA. Serrat y Camarón de la isla

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *