Fotografía,  Letras,  Música,  Opinión,  Videos

Benedetti, un Poeta Bueno

     Escribir o decir de Benedetti, es  referirse a la ternura, al  amor sencillo, a la sensibilidad… al hombre bueno. Contaba el propio Mario, que de chico, con apenas cinco años, solía imaginar espectros en los días de fuertes aguaceros y tormentas, que desandaban los corredores de la vieja casona de Tacuarembó (Uruguay) donde residía con su familia (tal vez, desde ese tiempo, la imaginación fraguaba sus primeras creaciones). Su  particular mirada, antecede a la magia de sus poemas, con esa magnífica luz que uno se imagina solo en un “ángel de la guarda” o en un hijo que yace feliz en el regazo de su madre. Hoy, en “Al Margen del Tiempo”, Benedetti, un Poeta Bueno.

Enmanuel

“Mario Benedetti nació en Paso de los Toros (Tacuarembó, Uruguay) el 14 de septiembre de 1920, hijo de Brenno Benedetti y Matilde Farrugia, quienes, siguiendo sus costumbres italianas, lo bautizaron con cinco nombres familiares como Mario Orlando Hardy Hamlet Brenno Benedetti Farrugia.
La familia residió en Paso de los Toros durante los primeros dos años de vida del autor, para luego trasladarse a Tacuarembó,y Montevideo. Allí, en 1928, Benedetti inicia sus estudios primarios en el Colegio Alemán, al que seguirían el Liceo Miranda, donde realizó estudios secundarios de manera incompleta por las dificultades económicas familiares, y la Escuela Raumsólica de Logosofía”.

Remedios Malaix (Universidad de Alicante)

HAGAMOS UN TRATO

Compañera
usted sabe
puede contar
conmigo
no hasta dos
o hasta diez
sino contar
conmigo

si alguna vez
advierte
que la miro a los ojos
y una veta de amor
reconoce en los míos
no alerte sus fusiles
ni piense qué delirio
a pesar de la veta (de amor desprevenido)
o tal vez porque existe
usted puede contar
conmigo

si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo
no piense que es flojera
igual puede contar
conmigo

pero hagamos un trato
yo quisiera contar
con ustede tan lindo

saber que usted existe
uno se siente vivo
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta cinco

no ya para que acuda
presurosa en mi auxilio
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.

Del especial EL SUR TAMBIÉN EXISTE emitido por TVE en 1986 .

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.