Letras

BOMBA ATÓMICA. Olimpio Galicia Gómez

«Al día siguiente aparecían unas cuantas bichas muertas…»

BOMBA ATÓMICA

Cuando en mi casa no podía faltar el pote de «Baygón», o el de «Sheltox», o el de «Ray» (que las mata bien muertas), regaba cada noche la respectiva aplicación del spray por los rincones y algunas zonas estratégicas de la casa por donde era común la presencia de cucarachas. Efectiva su acción. Al día siguiente aparecían unas cuantas bichas muertas y otras tataretas en estado cataléptico, listas para recibir el apretón del zapato o la descarga de una chola y terminar así su agonía. Desde hace más de un año, no hemos vuelto a utilizar ningún tipo de insecticida, simple y llanamente, porque ya no lo venden. Sin embargo, cada día, aparecen en los rincones de mi casa las cucarachas muertas o a punto de fallecimiento.

En un principio afirmaba que la cuña de estos mata cucarachas tenía razón al decir que «continuaban matando aún después de días de aplicado». Pero NO! esto es falso como todo lo que afirman los comerciales. Las cucarachas de mi casa se han muerto de inanición, de HAMBRE! Recorren toda la cocina, buscan en los gabinetes, lamen las ollas, voltean las tazas, platos y otros utensilios y no consiguen nada. Se dice que los únicos seres que sobrevivieron a la bomba atómica en Hiroshima fueron las cucarachas, lo que implica que la situación en mi casa es peor que si hubiera estallado una bomba de esas.

Olimpio Galicia Gómez

LA CUCARACHA CONTRAATACA. Corto

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *