Letras

«La perfección». Manuel Rojas

«entré a una bodega para comprar chocolate, pan y queso…»

La perfección

Mi madre me enseñó a cuestionar todo, pero con cierto humor, y a tratar de hacer de las equivocaciones, motivos para reír…hace rato, de regreso a casa, entré a una bodega para comprar chocolate, pan y queso, estaba empapado…y al entregar la tarjeta de débito para realizar el pago, di la que no debía dar, la expendedora intentó hacer el descargo de mi pago y no pudo, no pasó, me dijo que no tenía dinero, entonces caí en cuenta que no era la del banco donde si tengo dinero. Le dije: «Disculpe, le di la tarjeta que no es, que raro, yo, que casi nunca me equivoco, bueno, a veces pasa, en fin, la perfección humana a veces tiene sus bemoles.»

La mujer me arrasó con la mirada, me arrastró por el piso con los ojos, me enfrentó con su gesto… sonreí, y ella, como una autómata, me entregó la tarjeta, y también sonrió, para decirme: «Menos mal que yo no soy perfecta, me hubiera quedado sola.» Luego me dió la espalda, después volteó otra vez y me miró con aspecto arrogante, y se echó una carcajada, me despidió diciendo: «Vete, pero no dejes de comprar en mi bodega, necesitamos tu dinero, no tu perfección…»

Manuel Rojas

EL BODEGUERO. Orquesta Failde

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *