Letras

«Mi última carta». Por Marcelo Jesús Moreno Mendoza

Mi última carta

Mi última carta


“La verdad, no recuerdo cuándo fue la última vez que escribí algo para ti, y varias veces he tenido unas ganas inmensas de hacerlo nuevamente, pero no tenía la certeza de verte una vez más, o al menos no prontamente, sé que muchas cosas han pasado, ya nada es como hace unos años, tú has conocido personas, entablado nuevas amistades, y yo me he limitado a observar tu felicidad, siempre pidiendo a Dios que te vaya bien en la vida.
Si te preguntas por qué no he decido tomar el mismo sendero que tú, la respuesta es más sencilla de lo que parece, realmente no tengo la necesidad inmediata, por los momentos me siento en paz, en calma, y me siento realmente bien así, siempre al tanto de ti, tristemente desde la distancia, pero pendiente de ti.


Como es costumbre en cada una de las cartas que te he escrito, no sería totalmente yo, si no plasmo alguno de esos hermosos recuerdos juntos, a tu lado. El que viene a mi mente justo ahora, fue esa vez que hablamos sobre el deseo más grande que tenía cada uno, yo te comenté dos, pero en realidad había un tercero, no será necesario que lo plasme aquí, pues tú me conoces por completo, y sabrás de qué se trata si ves cada detalle que te he dado a lo largo de nuestra vida.


Aunque suele ser directo, y no me gusta extenderme tanto, hoy voy a intentar romper esa costumbre, sería la única vez, y posiblemente esta también sea la última carta que te escribo, con un poco de incertidumbre si podré entregartela o no, si me armaré de valor o si el medio se apoderará de mí… aunque, no veo la razón de tener miedo, pues, no me queda más nada para perder, todo lo que he tenido, realmente nunca ha sido mío, todo lo material es tan efímero, que lo consideré como pertenencia momentánea, lo único que me importó, por encima de todo, fuiste tú, fue tu amor, fue tu amistad, y especialmente tu felicidad.
Es cierto que no todos los cuentos tienen un final feliz, y mucho menos se hacen realidad, pero cielos santo, cuánto no desearía haber tenido una de esas historias contigo, cuánto no desearía ser ese galán que tanto te encanta de esas novelas.


No quiero que pienses que con esta carta, quiero hacerte volver, no si tu felicidad no es verdadera, solo lo hago para recordarte, que a pesar todo lo que pueda pasar, yo estaré para ti, siempre que la vida me lo permita, tú serás todas cosas que te gustan, yo seré esa postdata de Melendi.
No tengo más nada para agregar, que no sean todos los buenos deseos para tu vida, todas esas bendiciones que se puedan derramar sobre ti, y todas esas buenas cosas que te mereces por ser quién eres, por ser tan especial. Te deseo felicidad plena y una vida llena de amor.”


Siempre tuyo
~ BrownMJ

Mi última carta

Marcelo Jesús Moreno Mendoza

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.