Letras,  Religion

Serie Cuaresma. Capítulo VII: «Jesús con la Cruz a cuestas» (Relato en oración). Por Luis Homes

JESÚS CON LA CRUZ A CUESTAS

JESÚS CON LA CRUZ A CUESTAS

(Relato en oración)

Ahora empiezo mi recorrido, a un destino que solo tu tienes previsto. Señor Dios Padre ! Señor de mis días y mis noches!. Padre amado de mis tristezas y de mis alegrías. Hágase en mi tu voluntad, sea la que sea. En esta hora amarga con mi cruz a cuestas, que no me importe lo que yo sienta, lo que yo crea ni lo que yo desee. Ahora es tu hora y que se cumpla siempre tu voluntad y no la mía.

Tu bien sabes lo pesado y lo incomoda lo que es esta cruz. No quiero verla como la cruz de mis tormentos, como la vería un hombre sufriente, agonizante. Esta es padre, mi amada cruz, la bendita cruz que tu me has dado para mi salvación y la salvación del mundo. Y la asumo con amor, como una ofrenda flagrante de que yo hago tu voluntad y lo que tu quieras. Y no lo que yo quiera. Asi me has ensenado el camino a la libertad eterna.  

Camino a la muerte me voy liberando,  Padre amado. Ya quedaron atrás, y para siempre atrás, el reconocimiento y bienvenidas con palmas en la entrada de Jerusalén. Ya no soy yo el hombre triunfante y aplaudido por todos. Soy ahora el hombre negado por todos. Soy un hombre con la cruz a cuestas. Y ofrezco este mi paso lento, encorvado y casi por caerme, para tu gloria y alabanza por siempre, Padre Amado.  

Allí esta mi madre, esperándome en mi recorrido. Dame la fuerza que no tengo para que no vea caer. Evítale a ella el dolor de verme en tierra aplastado por la cruz y que no pueda levantarme, ganado por el dolor. No es su culpa lo que esta pasando. No es su culpa lo que pasara. Solo ella dijo un si incondicional a tu propuesta de amor. Evítale padre este trago amargo de verme sufrir.  

Madre mía, madre amada:  En mi llevo sembrado por siempre el recuerdo de tus besos y caricias. La humedad de tus senos amamantándome,  colma la sed de este momento. No te preocupes madre. Yo estoy y estaré bien. Todo pasara. Yo voy en este paso de dolor que pronto se convertirá en eternidad. Todo pasara!. Gracias por recibirme nuevamente en tu brazos y darme la fuerza para continuar. Tu siempre has sido para mi, esas muletas invisibles en las que me apoyaba cuando temía caer. Se que estuviste conmigo en el monte de los olivos. Mientras mis discípulos dormían, tu estabas allí, invisible, despierta, recibiendo mis lagrimas de sangre para que se cumpliera la voluntad de nuestra Padre celestial. Y ahora estas acá conmigo madre, en este tramo final. Abrázame madre!. Quiero sentir este tu abrazo hoy. Pero abrázame con la cruz. Hoy no soy nada ni nadie sin la cruz. Somos ella, yo y tu, un solo cuerpo para la Gloria de mi Padre. Gracias Madre por esta presente en este camino de la cruz. 

Y a ti Padre, Gracias por la fuerza de ver a mi madre y darle animo y esperanza en este transito. Gracias porque mi madre santa, no me vio caer con la cruz a cuestas, como estoy ahora. Tragando polvo mientras oro y aprisionado entre la tierra y la cruz. En esta caída me tomo un descanso para orar y ver entre mis brazos las mujeres amigas a mi madre que oran por mi. Que no le digan nada mi madre, que me han viso con la cabeza en tierra. Que mi madre, no sepa de mi caída ni de mi dolor. Y dama la fuerza para levantarme de acá y de seguir hasta donde sea tu voluntad.

Luis Homes

4 Comentarios

  • Nuria Villalobos

    Maravillosa serie. Cuando fuí a Tegucigalpa me hablaron de esta página y de las excelentes narraciones y temas. Creo que son de Venezuela. Yo no la conocía. Felicitaciones

  • Marta Flores

    Viste Nuria, no te mentí. Luis Homes es el del Licenciado y ahora escribe cuentos muy buenos en serie. No sé si son venezolanos

  • Luis Enrique Homes

    Gracias por sus comentarios Nuria y Marta. Honor a quien honor merece. La pagina es una iniciativa de Enmanuel Camejo, coriano de pura sepa y excelente narrador, escritor, filosofo y porque no decirlo, entre loco y cuerdo. Yo soy un colaborador y por supuesto fiel seguir de Al Margen el Tiempo, tambien venezolano, viviendo en Texas.

    Aca podras conseguir excelente material y si se animan, creo tendrian las puertas abiertas a sus colaboraciones. Coriano no cierra las puertas a nadie !

  • Carlos Godín

    Sin dudas Sr. Luis Homes usted la está rompiendo con esta serie llena sensibilidad cristiana. Vamoarriba!, que la Cuaresma hay que rescatarla.
    Saludos desde Montevideo
    Cristo ante todo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *