Letras

COSAS DE PAPÁ. Por Belkys Rivera

Cosas de Papá

CUANDO LLEGÓ A MÉRIDA

Cuando llegó a Mérida para ser Gerente del Banco de Fomento Regional Los Andes, cargo que ocupó durante más de 25 años. Siendo yo adolescente, íbamos juntos los fines de semana, él manejando y buscando las direcciones de los clientes morosos del Banco en un libro.
Los visitaba para llegar a arreglos o convenios de pago y no mandarles un abogado.

Me decía, por ejemplo:

_ Hija, una viuda perdió todo por la enfermedad de su esposo, ¿cómo voy a permitir que pierda su hogar?.

Y así, muchos casos más…

Nos hablaba en la mesa sobre la vida, el amor a los demás, ayudar a quien lo necesitare… consejos, chistes… leiamos poesías, etc…
Nos hablaba de Jesús de Nazareth, Ghandi, Luther King, Mandela y tantos otros personajes de la historia.

CUANDO ME GRADUÉ

Cuando me gradué, le dije a papá:

_ Le quiero regalar un par de zapatos.

Él me llevó al closet y me mostró tres pares de zapatos, entonces me dijo:

_ Hijita, tengo muchos zapatos, no soy ciempiés. Hay personas que solo tienen un par o ninguno.

CUANDO APRENDÍ A MANEJAR

Cuando aprendí a manejar, papá me dijo:

_ Hijita, tenga mucho cuidado de mojar a alguien en una acera, puede ser que esa persona solo tenga esos zapatos que usted le mojó.

Lecciones de vida que nunca olvidaré…

BELKYS RIVERA

ALGO LE PASA A MI HÉROE. Victor Manuelle

4 Comentarios

  • Mercedes Gómez

    Que generalidad de sabio…
    Que espíritu tan avanzado….
    Me recuerda a mi viejo querido …
    Sabio, culto, didacta y acertivo…
    Una bendición en este camino de vida.

  • Cecilita jimenez

    … yo tuve un papá así.
    Me dejó tantas experiencias de la vida como consejos …
    y aunque salió ya de parida
    a otras dimensiones …
    su memoria sigue intacta.
    Y aún en ocasiones,
    su recuerdo viene a mi
    Para hacerme ser
    la mujer que quiso ver aquí.

  • Mayola

    Tener un papá así es una bendición…yo también lo tengo, aunque ya haya partido a paisajes lejanos, pero sus huellas son imborrables…si hubiera más papás asi, el mundo sería un poco distinto.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *