Letras

MI SOMBRA DE OTROS TIEMPOS. Manuel Rojas

«En el umbral de la calle está mi sombra esperando»

MI SOMBRA DE OTROS TIEMPOS

En el umbral de la calle está mi sombra esperando. Se hunde en el vacío de una caverna, entre los recuerdos y las indiferencias. Entonces huyo por calles concurridas, entre la muchedumbre de gente enferma, enjuta, pobre. Sin embargo el camino es largo, pero debo llegar hasta el final. Aquel juglar de larga melena me hizo reflexionar sobre mi condición de poeta indigno; acusación que acepté sin rebelarme, sin decir nada siquiera, sin ocultarme. Pude sortear la cuerda que, como una prueba divina, me azotaba el alma. Llovía aquella tarde y hacía demasiado viento, las hojas al caer me rozaban el rostro. Desandé por la ciudad. Rondé las esquinas de casas en donde se expedía licor gratis, porque se celebraba una fiesta y estábamos invitados, mi sombra y yo. Ya para ese entonces yo tenía el aspecto de un verdadero mendigo. Un pordiosero (¿o un profeta?) que elevaba súplicas por la redención de tantos miserables que pululaban aquel arrabal. No sé si profano la noche con esta desidia, pero de lo que sí estoy seguro es que, aunque la oscuridad se derrumbe sobre mí, no volveré lo andado, no regresaré mis pasos, no sacrificaré mis sueños, a no ser que esta acusación final pueda convertirme en alma solitaria, que surca los espacios para morir en cualquier rincón de este olvido milenario. Mi sombra se aleja por sobre las sendas de una nueva consigna, en el último tren de aquel país, que parte hacia algún destino inesperado.

Manuel Rojas

CRIN HIRSUTA. Pablo Milanés

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *