Microrelatos

«¡AVE MARÍA PURÍSIMA!». por Enmanuel

«La vieja Severina, perdida entre nubes de cataratas…»

«¡AVE MARÍA PURÍSIMA!«

La vieja Severina, perdida entre nubes de cataratas y con el cansancio a cuestas de sus 98 años, afirmó:

  • Esa niña nació «enmantillada» por eso ve a esos muchachitos que le jalan los pies.

La medianoche transcurría lenta, con la oscuridad propia de la luna nueva. Hora propicia de espantos y duermevelas. Cornelio sintió que Carmen Luisa se movía intranquila en su chinchorro, como si su espíritu tratase de abandonar el cuerpo pero el pensamiento no lo dejaba.

  • -Te lo dije Cornelio, Carmen Luisa nació «enmantillada».- Insistió la vieja Severina, quien hacía 60 años, asistió al parto de Carmen Luisa como comadrona.

– ¡Jesús, gigo de Dios bibo,
guárdame y sálbame, Çalbador del mundo.
Bendita y loada madre de Dios,
ruega a tu benditísimo ygo,
precioso Señor nuestro, por mí
! – promulgó Carmen Luisa, con voz extraña y apelmasada desde su chinchorro verde de 5 rollos.

– ¡Ave María Purísima! – solo se le oyó decir a Cornelio.

Enmanuel

MAMA PANCHA. Alí Primera

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.