Música,  Opinión,  Videos

¡Mitología y leyendas Venezolanas… al trasluz!. Por Miguel Zurita Sánchez.

Miguel Alberto Zurita Sánchez, nació en Puerto Cumarebo – Edo Falcón – Venezuela, el 28 de enero de 1957. Estudió “la primaria”en el Grupo Escolar Padre Román de Puerto Cumarebo. Continúa luego el bachillerato en el Liceo Mariscal Sucre (Pto Cumarebo) y en el Esteban Smith Monzón (Coro) y Ciclo Diversificado Coro (Coro). Los estudios profesionales los realiza en la Universidad Simón Bolívar. Es Técnico Superior en Tecnología Mecánica, con una Especialización en Mantenimiento industrial.

Miguel es una aficionado al Canto, Escritura, Cine, Teatro, Carpintería, adquirir herramientas, Cocinar, Fotografía, Música, Recreación y Guía turístico. La canción «Mi Barca», interpretada por Emilio José, es de especial dilección para su corazón marinero.

Se apasiona por la Psicopintura, Psicoescritura, Dibujo proyectivo, Análisis transaccional, Programación Neurolingüística, Enseñanza, Capacitación, Innovación e Investigación.

En sus tiempos de mozo (y perdonen la distancia) practicó Futbol, Volibol y Gimnasia.

Miguel alberto, es un Católico convencido y crítico, que tiene por política El Padre Nuestro.

En el ámbito profesional, Miguel Alberto Zurita Sánchez se ha desempeñado, con notables éxitos, en la Industria cementera Holcim, C.A – Invecem, C.A. , como Instructor, Supervisor, Jefe de Departamento, Gerente de Área, Asesor, Proyectista, Staff internacional, Ponente.  

Actualmente es Gerente de Área en el Complejo Alfarero Jirajara, C.A., además de misionero y conferencista católico.

“Al Margen del Tiempo” se enorgullece de tenerlo entre sus participantes y colaboradores.

E.C.

¡Mitología y leyendas Venezolanas… al trasluz!

El Ceretón.

El año pasado, le comenté a una amiga, en tono de mamadera de gallo, que estaba haciendo un curso, para aprender a convertirme en Ceretón y así poder llegarle donde estuviera a la hora que fuera; sorprendentemente me respondió….¿Qué? ¡Zape Miguel, déjate de vainas, con eso no se juega!

Desde ese momento, empecé a remover en mis recuerdos, ciertas historietas(cuentos, mitos o leyendas) que conocí en mis tiempos de muchacho, soy un provinciano nacido en Pto Cumarebo. Edo Falcón – Venezuela, la televisión no había llegado, aún y era una especie de costumbre reunirnos, con alguien mayor o de más vivencias y esta persona nos contase alguna de aquellas historietas, para después no poder conciliar el sueño, pensando en eso.

Me parecía mentira, que una persona joven y con un recorrido en la vida, equivalente a la mitad de mi recorrido, me dijera esa expresión y, más aun, con el respeto y seriedad – casi miedo – con los cuales se expresó, me refiero a mi amiga.

Pasó algo más de un año y encuentro, una pequeña historia, en la que se habla de una leyenda, que se desenvuelve entre la vida, de unos jovachones (como diría Celia Mercedes mi Madre), titulada El Espanto de Guaimocho, narrada por Luis “Cuco” Homes, quien es parte activa de esta vivencia junto a Enmanuel “Manolo” Camejo, cabe destacar que, también participa uno, no tan jovachón, llamado Joseito Parra, al leerla se activó en mí el recuerdo de mi amiga y su “temor” a un Ceretón y sus andadas (lo que este es capaz de hacer).

En Facebook, se puede encontrar el tema:

Mitología Venezolana, leyendas y relatos fantásticos: El Ceretón

BARQUISIMETO·MARTES, 22 DE NOVIEMBRE DE 2016·

El Ceretón es el espíritu venezolano por excelencia: un duende “sobador”. Una criatura diminuta que se encuentra comúnmente entre Lara y Falcón y persigue con susurros y rascabucheos a las muchachas bonitas. Muchas personas de Falcón, especialmente de los pueblos de la sierra, tienen anécdotas sobre el Ceretón, un personaje que persigue mujeres, se hace invisible y acaba con cualquier familia cuando se lo propone. El escritor Luis Romero Sierralta cuenta en su libro Ceretón cómo existe todavía en Pueblo Nuevo, de la península de Paraguaná, la casa cerrada, y nadie se atreve a abrirla, en donde hace tiempo mandaba un Ceretón. Según creencias muy viejas, el Ceretón es un duende muy especial, pues no se trata de un aparecido, o un brujo, quien hace pacto con el maligno y logra hacerse invisible para cometer fechorías. El pacto se consagra con la prueba del espejo. El sujeto si desea iniciarse se reúne con otros ceretones y sacrifica un gato. Va colocando después debajo de la lengua cada uno de los huesos, hasta que localiza el huesito mágico que al entrar en contacto con la lengua lo convierte en invisible. Es entonces cuando, al desaparecer la imagen del espejo, se despoja de la ropa, hace con ella un bojote, que generalmente coloca junto a un árbol, y se va a cumplir su misión, que no es otra que ir a la conquista de la mujer que le gusta. Muchas veces ella lo puede ver en sueños o en determinados momentos, pero lo importante para el extraño galán es hacerse sentir y reducirla por el temor. Comienzan a ocurrir en la casa de la joven extraños fenómenos: los techos son víctimas de un fuego misterioso y, sin embargo, no se queman. Y lo más grave: una lluvia de piedras no deja dormir a nadie, mientras vuelan sillas y mesas. Pero el Ceretón tiene puntos débiles: algunas veces su poder en una sola casa dura seis días y después de un lapso de inactividad reaparece. El invisible tiene que ir a buscar su ropa al mismo sitio donde la dejó, por eso en Falcón muchos jóvenes han sido víctimas de policías que al ver un bojote de ropas en el monte se la llevan y la meten en un calabozo, con la esperanza de que el Ceretón entre en la celda y después no pueda salir. Se habla de muchachos desnudos en caseríos de Coro que han tenido que esperar la noche para salir corriendo hasta la casa con una mano adelante y la otra atrás porque les escondieron la ropa cuando se bañaban en el río, pensando que eran ceretones. Esa creencia sigue tan extendida que mucha gente en tiempos de la guerrilla sostenía que Douglas Bravo era Ceretón, pues desaparecía y nunca lo detenían. Lo mismo decían del general Rafael Simón Urbina, cuando Gómez. Los ceretones son duendes que no lo son y espíritus burlones de aquí, no del más allá, pues están vivitos y coleando. En otras regiones se dice que la invisibilidad la logra el Ceretón masticando los huesitos del ‘aguaitacamino’, pájaro al que entierra vivo. Hombres locos de amor se vuelven siempre ceretones. Ellos cubren su cuerpo de cera, pues si alguien persigue la sombra y pretende agarrarlos, escapan fácilmente. Generalmente las piedras con las que el Ceretón ataca las casas de sus víctimas llegan misteriosamente y desaparecen del mismo modo.  

Ya queda bien claro lo que es un Ceretón, lo que no creo que quede claro es rascabucheos, los cuales son unos de los actos que, se le atribuyen a los Ceretones, cosa con la cual no estoy del todo de acuerdo, voy a dar el significado de rascabucheos y se darán cuenta por qué lo digo.

Rascabucheos: Acción de un rascabuche.

Rascabuche: Aquel que, con cierto disimulo, observa las partes pudendas de otra persona.

Fuente:https://www.definiciones-de.com/Definicion/de/rascabucheador.php© Definiciones-de.com.

Las partes pudendas, son aquellas que, por pudor se llevan cubiertas. Son los genitales externos: pene y bolsa escrotal en el hombre; labios mayores y menores de la vulva y clítoris, en la mujer.

¡El rascabucheo!  …..  ¿Son acciones de los ceretones únicamente?, porque si es así, todos tenemos algo de Ceretón, o mejor, en nuestra naturaleza hay genes ceretonianos.

Además del cuento, con el huesito de gato o de aguaitacamino, conozco la versión de que existen unos libros secretos o con secretos, con los cuales el oficiante de ceremonia (para mi ceremoniante), abriendo un libro, puede elegir en que animal transformarse, se desnuda, deja las ropas escondidas y luego sale convertido en el animal deseado, todo este ritual debe hacerse aislado y en solitario o con otros ceremoniantes, cuentan que, ha habido a quienes les han tomado las ropas, después de haberse ido transformados en algún animal, y estos al regresar y no encontrarla, se han quedado de animales por el resto de su vida.

¿Qué puede haber detrás de estos cuentos, mitos o leyendas?

Los espejos

Los espejos como parte importante en la leyenda del Ceretón

Paseando un poco de historia, los espejos llegaron a esta parte del Nuevo Mundo, con su descubrimiento, entonces también es muy probable, que con los ellos llegaron los cuentos, historias o leyendas mitológicas  relacionadas con estos utensilios.

En la superficie de cristal el objeto es nuevamente presentado, por la imagen que la reflexión devuelve. El reflejo es un modelo  de lo real, cuya inmaterialidad lo dota de una irrealidad propia. Es el símbolo por excelencia de la representación de la realidad, esta representación es fiel sólo en apariencia, pues ofrece una imagen idéntica pero invertida, mostrando una suerte de revés de la vida.

Tradicionalmente son símbolos del alma y del espíritu.

Dice James George Frazer (Glasgow, 1854 – Cambridge, 1941) Antropólogo escocés.

 ”Así como muchos pueblos creen que el alma humana radica en la sombra, así otros (o los mismos) creen que reside en la imagen reflejada en el agua o en un espejo”.

 Otto Rank (22 de abril de 1884, en Viena – 31 de octubre de 1939, en Nueva York), de nacimiento Otto Rosenfeld, fue un psicoanalista, escritor y profesor austríaco. Trabajó junto a Sigmund Freud durante veinte años y editó dos importantes revistas sobre psicoanálisis.

Los relaciona con el doble, pues también actúan como metáfora del desdoblamiento de la personalidad.

Cuando el ceremoniante, está frente al espejo y desaparece, bien puede ser un desdoblamiento, como del cual habla Rank.

Como todo símbolo tiene un carácter ambivalente y encierra significaciones opuestas. Entre sus aspectos positivos está la autocontemplación que conduce al conocimiento de uno mismo y al encuentro con la verdadera identidad, sin subterfugios ni miedos, pero existe la posibilidad de quedar fascinado por la imagen; entonces el espejo se convierte en la máscara que, ocultando nuestro auténtico ser, no nos deja vivir, como a Narciso.

Para muchos es conocida la historia de Narciso, quien tenía a una fuente de agua por espejo, consumando su desgracia, ahogándose en ella.

Es en este sentido, en el que el espejo se relaciona con el simbolismo del agua reflejante y el mito de Narciso. … El cristal, como parte integrante de los espejos, se une a su simbolismo de autoluminosidad, de visión interior perfecta y de pureza. En la Alquimia el cristal simboliza la perfección espiritual.  

Los gatos

Los gatos, otro elemento del Ceretonismo (ritual o culto del Ceretón para mí)

Antes de ver como se relacionaron, posiblemente, los gatos con el Nuevo Mundo, demos una vuelta por la triste historia de los gatos en Europa.

Hace aproximadamente 700 años, las cosas dieron un giro desafortunado para los gatos en Gran Bretaña. Era la Edad Media, habían nacido los tribunales de la  Santa Inquisición y, de pronto, surgió la sospecha de que los gatos, en especial los negros,  por su propiedad para esconderse en la noche, estaban involucrados en la brujería.

La desafortunada sospecha prosperó debido a varios factores: el brillo de los ojos felinos es interesante y extraño. Esto se debe a que su órgano de la visión está provisto de una lente y una especie de espejo curvo situado detrás de la retina, que es capaz de reflejar un cono de luz hacia la fuente que lo ilumina, produciendo  una mirada dramática en la oscuridad.

Además, contribuirían su carácter reservado y su capacidad de sobrevivir en circunstancias extraordinarias.

Como consecuencia de la superstición, ocurrió una masacre de gatos en Europa con cientos de miles de felinos exterminados.

Expertos han planteado la hipótesis de que esta brutal matanza de gatos, permitió el auge de la población de roedores en Europa, una de las causas de la propagación de la peste bubónica ocurrida de 1346 a 1353.

Para el año 1500, los gatos habían recuperado su popularidad y estaban a punto de dar otro gran salto. Los nuevos comerciantes y exploradores del mundo abandonaron Gran Bretaña y España, entre los años 1600 a 1700, pero llevaron a sus gatos consigo. Así sucedió el ingreso de gatos domésticos en Estados Unidos, por ende al Nuevo Mundo.

Los gatos son relativamente nuevos en nuestra existencia si comparamos esta con la de los perros. Los segundos datan de 35 millones de años atrás, mientras que la de los felinos es desde hace 9500 años.

¿Por qué los gatos son tan especiales y han sido capaces de posicionarse a la altura de los perros habiendo tanta diferencia de vida entre ellos?

Revisemos algunas culturas.

Antiguo Egipto

Dicen que el gato se empezó usar como mascota en esta región en el año 3000 a.C. A los egipcios les encandiló su dulzura y la protección que podría aportarles ante serpientes y ratones. Lo convirtieron en un ídolo, aunque esto era algo que hacían con muchos animales.

Incluso una de sus diosas, Bastet, símbolo de belleza y fecundidad, tenía cabeza de gato, lo que aportaba un ápice de misterio, noche y luna frente al sol, calor y luz que representaba mayormente.

Los funerales para gatos en aquella época eran funerales de estado y se hacían ceremonias tales como las que se llevaban a cabo cuando moría un faraón.

Roma y Grecia

Los griegos se quedaron prendados de los gatos de Egipto y les robaron 6 parejas para poder tener los suyos propios. Con las primeras camadas, los gatos fueron cogiendo fama por el territorio y pronto se vendían a romanos, galos y celtas.

Esto propició que se extendieran por todo el Mediterráneo, logrando crear el vasto imperio que sus dueños anhelaban y que nunca pudieron lograr. Al principio, en Grecia fue considerado un regalo de lujo para cortesanas, pero no se llevaba el tenerlos como mascota. La relación de los felinos con los griegos era muy diferente a la que había entre ellos y los romanos.

China

En el país asiático, los gatos eran usados como intercambio por la seda fina. Su elegancia y dotes de cazador conquistaron los corazones chinos y lo convirtieron en un símbolo de amor, paz, fortuna y serenidad.

Hoy, en China, el gato es una mascota de uso exclusivo para mujeres y se les sigue viendo como imanes para la buena fortuna y capaces de ahuyentar malos espíritus.

Japón

Su presencia en este país data del año 999, cuando por su cumpleaños número 13, el emperador japonés recibió un gato como regalo.

Se le considera como imán para la buena fortuna e incluso se le ve como malvado por la forma de su cola. Llegó a ser conocido como relacionado con la gracia y elegancia de la mujer, por lo que se creó una ley que prohibía su encarcelamiento y su comercialización.  “TASHIROJIMA, LA ISLA DE LOS GATOS” así fue bautizada esta isla, donde los gatos superan con creces la población de humanos y estos, que viven rodeados  de gatos por todas partes, no  solo  cuidan de ellos  y  les  alimentan, sino que además construyeron un templo gatuno en la montaña más elevada de la isla, una especie de altar  sintoísta dedicado a los gatos llamado  “Neko-jinja” (en  japonés  gato se traduce como  “neko”).

El SINTOISMO O SHINTO, «EL CAMINO DIVINO», es una religión que adora las fuerzas de la naturaleza, creencia en las que tanto objetos como cualquier elemento del mundo natural, están dotados de movimiento, vida, alma o consciencia propia (creencia animista) y chamánica, que se basan en el respeto a las divinidades llamadas KAMI.   

India

También asociado con una diosa de la fertilidad, Sati, la cual presenta apariencia felina. Se hacían estatuas pequeñas de los gatos para ponerlas como lámparas y alejar a los roedores.

Los budistas pensaban que alejaban malos espíritus y se admiran de su capacidad de meditación. No obstante, a pesar de todo, este animal no forma parte de los cánones de esta religión.

Es realmente justo reconocer, que los gatos por milenios han tenido o más bien gozado, de una especial reputación, su característico comportamiento, su independencia, inteligencia y misterio lo han convertido en símbolo benéfico y maléfico a la vez. Y, aunque según la época y el país, haya inspirado diferentes sentimientos extremos, el gato es hoy en día un adorable compañero para muchos de nosotros.

El aguaitacamino

El aguaitacamino, otro componente del ritual

El añapero colibanmdeado​ o aguaitacamino coliblanco (Nyctiprogne leucopyga), es una especie de atajacaminos de la familia de las Caprimulgidae. El nombre deriva de la voz popular “aguaitar”, que significa mirar y esperar, se debe «a que durante la caída del sol, vuela de tramo en tramo sobre los caminos, delante del caminante, posado en el suelo espera a que este se aproxime, para repetir su vuelo nuevamente, acompañándole en su andar». Se le encuentra en Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guayana, Guyana, Paraguay, Perú, y Venezuela. Sus hábitats son llanuras anegadizas subtropicales o tropicales, bosques, ríos, y bañados (terrenos húmedos, en parte pantanosos y generalmente inundables en época de lluvias).

«Con el Aguaitacamino pasa lo mismo que con la Pavita (Glaucidium brasilianum), que cuando canta se da por seguro que alguien muere, y si canta en casa de un enfermo de cuidado, no debería caber la menor duda de que está anunciando a los cuatro vientos, que al pobre no le queda demasiada vida por delante». Fuente: Leyendas de Venezuela.

Hay varias leyendas en torno a este pájaro, en casi todas trata de la soledad y tristeza, que lo embarga, así como se trata de la muerte, se habla de la pérdida de un amor o el robo de su bonete rojo, perpetrado por el pájaro carpintero, una de las buenas razones que se dan de él, es la compañía que hace al viajero de a pie.

Aun así, de este pájaro se puede decir, que legendariamente hay cierta magia o esoterismo a su alrededor.

Es muy probable que la leyenda del Ceretón, así como muchas otras que se cuentan a lo largo y ancho del territorio Venezolano, sea una adaptación o tropicalización de otra u otras leyendas foráneas, que hicieron su arribo a estas tierras, desde el  mismo descubrimiento o por el intercambio cultural, que fue surgiendo con los diferentes movimientos migratorios.

Por otra parte, los mitos o leyendas, cada uno en su justo valor, características y significado, han servido para transmitir oralmente, historias de hechos reales o ficticios, entre familias, pueblos o ciudades, con la finalidad de crear o mantener la diferencia entre lo sagrado y lo profano, lo bueno y lo malo, lo moral y lo inmoral, lo permitido y lo prohibido, lo decente y lo obsceno, la verdad y la mentira, lo diestro y lo siniestro, lo sano y lo insano, buscando contribuir con la cultura del pueblo en su conjunto, de la amalgama, que no tiene connotaciones especiales de gusto exquisito o refinamiento y que se realiza de forma extrainstitucional, conocida como cultura popular.

Dentro de la cultura popular a este tipo de narraciones, las he bautizado como sociocontroladores.

¿Cuántos de nosotros, cuando niños, nuestros comportamientos fueron influenciados por cuentos, de buena o mala forma? ¿A cuántos niños, para que se duerman se les ha cantado, ¡Duérmete niño, duérmete ya, que viene el coco y te comerá!?

¿Cuántos de nosotros hemos querido ser ceretones, para llegar donde no nos es permitido hacerlo, en condiciones normales?

Creo que resultaría interesante, hacer un estudio que dé respuesta a las siguientes preguntas:

¿Hasta donde o qué tan positivo ha sido, el uso de sociocontroladores en el pasado?

¿Existen hoy los sociocontroladores y qué tan efectivos son?

¿Ha habido en realidad sociocontroladores?

Si ya no son los ceretones, entre otros, los sociocontroladores ¿Cuáles son los nuevos?

¡Me atrevo a asegurar, que gracias a esos sociocontroladores, muchos de nosotros aprendimos y entendimos, lo que son parte de las bases para la convivencia, el respeto y las buenas costumbres!

¡Está prohibido dejar morir, la transferencia de valores que se logra a través del buen uso del misterio y la curiosidad!

Cierro con un pensamiento, de uno de mis maestros.

Miguel Alberto Zurita Sánchez – Coro 06/09/2019


Emilio José : «Mi Barca»

3 Comentarios

  • buenos dias saludos mis querido hermanos de camino excelente s iniciativa de esta pagina gracias miguel por compartir tus vivencias

    que bueno tener esta herramientas y poder contar con tan excelentes amigos de siempre y que nos nutran con su conocimiento cada dia se aprende

    • Miguel Alberto Zurita Sánchez

      ¡Gracias Diana, por visitar nuestra página y por el comentario, el cual nos agrega carga, para continuar mejorando, cada vez más!
      Aprovecho la oportunidad, para invitarte a leer nuestra nueva sección, «Costumbres y Decires..Rescatando la Venezolaneidad» , la cual inició hoy y esperamos publicarla todos la viernes, ¡DIOS mediante!.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.