Opinión

¡Las Inteligencias múltiples y El cerebro total, dos teorías más, con el mismo fin…… enseñarnos a conocer nuestro cerebro!. Por Miguel Alberto Zurita Sánchez

En la saga, si se le puede llamar así, acerca del conocimiento del cerebro humano y su uso, para sacarle mejor provecho y utilidad, dedico este artículo a dos teorías, a las cuales hice mención en “Las oficinas del futuro, menos jerarquías y más un club social”, se trata de “Las Inteligencias Múltiples” y “El Cerebro Total”, con esta entrega quiero cerrar el ciclo del cerebro, el cual ha tenido por objeto, conducir al lector a conocimientos un poco más profundos de lo conocido, en algunos casos completamente desconocidos, con la finalidad de mostrarle, cuanto tiempo y cuanta gente ha dedicado en estudios, para conseguir las razones o por qué, de nuestros comportamientos, actitudes, acciones y reacciones, que caracterizan nuestra personalidad.

Inteligencias Múltiples

El Cociente Intelectual habitualmente mide la inteligencia lógica. Algunos test de inteligencia, más completos, estudian la capacidad verbal, la capacidad manipulativa y la velocidad de procesamiento.

La Teoría de las inteligencias múltiples es un modelo de comprensión de la mente humana propuesto en 1983 por Howard Gardner (1943-), psicólogo estadounidense y profesor de la Universidad de Harvard.

Howard Gardner

Según su aproximación a la inteligencia, ésta no puede definirse como un conjunto fijo y determinado de capacidades específicas que algunas personas tienen y otras no. Por el contrario, entiende la inteligencia como una red de capacidades autónomas pero interrelacionadas, que se dan en una medida o en otra en los individuos.

El desarrollo de cada una de esas capacidades depende de tres factores principales: su herencia biológica o genética, su vida personal y su herencia cultural e histórica. Es decir, la inteligencia es para Gardner una combinación de potenciales biopsicológicos que nos permiten procesar la información de manera creativa y útil, pero dentro de un marco cultural de necesidades y valores.

Por esa razón, no existen personas inteligentes y no inteligentes, sino personas con un tipo u otro de inteligencia más desarrollado, pues al ser siempre una capacidad potencial, puede estar activa o no.

Así, en su Teoría de las inteligencias múltiples, Gardner parte del hecho de que, al haber muchos tipos de problemas y necesidades, también existen muchos tipos de inteligencias, que se distinguen entre sí de acuerdo a sus áreas específicas de aplicación.

Todos poseemos estas doce formas de raciocinio en distintos niveles de desarrollo; lo cual no quiere decir que no podamos cultivarlas, practicarlas. Aunque obviamente algunas nos resulten más “naturales” que otras.

En los siguientes puntos se explican los siete tipos de inteligencias que identificó originalmente Gardner, y la inteligencia naturalista, que el mismo autor adicionó en 1995. Posteriormente se identificaron también otros tipos de inteligencia: emocional, existencial, creativa y colaborativa.

Inteligencias Múltiples

Entonces, de acuerdo a la Teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner, podemos distinguir tipos diferentes de inteligencia formal:

  • Inteligencia lógico – matemática: Este tipo de inteligencia implica los razonamientos abstractos no verbales. Son, por ejemplo, aquellos que involucran el cálculo, la percepción geométrica, el reconocimiento de patrones numéricos o lógicos, o el manejo de mecanismos de raciocinio formal, como las matemáticas, la lógica, la física, la química, entre otras ciencias exactas y aplicadas. Es la más semejante a la inteligencia que miden los test normales de inteligencia.

Este modo de inteligencia ha sido valorado a lo largo de la historia por su capacidad para la creación y fabricación de instrumentos o para la deducción de las leyes naturales del universo, dado que se halla muy asociado a la capacidad de razonamiento inductivo y deductivo del ser humano.

Es común que este tipo de inteligencia sea mayor en científicos, ingenieros, inventores, matemáticos, contadores, etc.

  • Inteligencia lingüística – verbal: Es la fluidez que posee una persona en el uso de la palabra. Destreza en la utilización del lenguaje, haciendo hincapié en el significado de las palabras, su orden sintáctico, sus sonidos.

La función del lenguaje en los seres humanos es universal, y es nuestra principal herramienta de entendimiento e interacción. Sin embargo, existen individuos que poseen un mayor dominio sobre ella, haciendo hincapié en el significado de las palabras, su orden sintáctico, sus sonidos, ya sea en sus aspectos hablados, escritos o creativos.

Estas personas, entonces, poseen una mayor inteligencia lingüístico – verbal, lo cual se traduciría en su facilidad para aprender nuevos idiomas, hablar y escribir de manera eficaz y sobresaliente, y tener en líneas generales una comprensión del lenguaje verbal que está más allá de lo común.

Este tipo de inteligencia suele estar muy desarrollado en escritores, lingüistas, oradores, abogados, poetas, líderes políticos o religiosos, etc.

  • Inteligencia visual – espacial: Es la habilidad de crear un modelo mental de formas, colores y texturas. Está ligada a la imaginación. Una persona con alta inteligencia visual, está capacitada para transformar lo que crea en su mente, en imágenes, tal como se expresa en el arte gráfico, así como para manejar órdenes espaciales abstractas, empleando para ello la imaginación y el sentido de la orientación o de la lógica. Esta inteligencia nos permite imaginar un objeto desde un ángulo de percepción distinto al que se tiene o para crear una perspectiva propia, pudiendo así elaborar presentaciones visuales, como dibujos, pinturas, etc. Se aplica a la hora de utilizar eficientemente mapas, coordenadas y orientaciones.

Es frecuente que se cultive este tipo de inteligencia en arquitectos, artistas visuales, diseñadores, fotógrafos, publicistas, etc.

  • Inteligencia corporal – cinestésica o corporal – kinestésica: Se trata en este caso de la inteligencia aplicada a la coordinación de los movimientos del cuerpo, lo cual en el caso de los seres humanos se extiende también al uso de sus herramientas.

En muchos sentidos la inteligencia corporal se muestra como intuitiva, propia de la naturaleza de la especie. Por otro lado, en otros casos puede ser fruto del aprendizaje, que se hará más o menos simple dependiendo de las facilidades de cada individuo.

Este es el tipo de inteligencia que más cultivan los deportistas, los bailarines, los coreógrafos, los modelos, los actores, pero también los artistas plásticos (escultores, por ejemplo) y en muchos sentidos, los artesanos y trabajadores que utilizan sus manos y su cuerpo para resolver problemas.

  • Inteligencia musical: La musicalidad es un aspecto universal de las diversas culturas, expresada en muy distintas realizaciones artísticas, rituales o de cualquier otra naturaleza. Es la habilidad que nos permite crear sonidos, ritmos y melodías, para expresar emociones y sentimientos a través de la música. Ello implica una cierta percepción del ritmo, así como una interrelación estrecha entre el oído y la mente, que permite comprender, distinguir y seguir patrones rítmicos, o incluso crearlos.

Obviamente, este tipo de inteligencia se halla más cultivada en músicos, críticos musicales, chamanes, cantantes, etc.

  • Inteligencia interpersonal: Consiste en relacionarse y comprender a otras personas, o sea, a la capacidad de establecer vínculos efectivos con otros seres humanos y reconocer sus emociones, sus pensamientos (incluso cuando se ocultan activamente), y brindarles una respuesta adecuada.  Incluye las habilidades para mostrar expresiones faciales, controlar la voz y expresar gestos en determinadas ocasiones. También abarca la capacidad para percibir las emociones en otras personas.

La inteligencia interpersonal implica altos niveles de empatía, de carisma o de manipulación. Es frecuente hallar altos niveles de inteligencia interpersonal en líderes políticos, trabajadores sociales, psicólogos, abogados y terapeutas.

  • Inteligencia intrapersonal: Este es un tipo de inteligencia introspectiva, tiende a la examinación de los aspectos interiores del individuo, de su mundo interno. Esto pasa por reconocer las propias emociones, los propios sentimientos, las lógicas que rigen la propia conducta, se trata de relacionarnos con nosotros mismos, entender lo que hacemos y valorar nuestras propias acciones y de esa manera poder organizarlas, elegirlas y aplicar eso que popularmente se conoce como “inteligencia emocional”.

Este tipo de inteligencia es desarrollada especialmente por los asiduos a la psicoterapia, o a la meditación y otras conductas introspectivas o de aprendizaje emocional.

  • Inteligencia naturalista: Esta última categoría fue añadida a la teoría de Gardner posteriormente, en 1995. Se la define como la capacidad para observar y comprender las relaciones propias de la naturaleza y el medio ambiente, o reconocer sus patrones.

Semejante capacidad habría evolucionado en nuestra especie a partir de la necesidad de distinguir especies benéficas de otras peligrosas, situaciones seguras de peligrosas, etc., y así garantizar la subsistencia de la humanidad primitiva.

Es frecuente hallar altos niveles de inteligencia naturalista en biólogos, botánicos, exploradores, jardineros, climatólogos, etc.

Fuente de apoyo: https://concepto.de/teoria-de-las-inteligencias-multiples

Lo importante en la vida es saber en qué somos buenos, cuáles son nuestras fortalezas para desarrollarlas y aprovecharlas al máximo.

Lo que sigue es un caso que tiene que ver con Inteligencias Múltiples

La Empatía y La Buena Comunicación

Cerebro Total

William Edward «Ned» Herrmann (1922 – 24 de diciembre de 1999) fue un investigador y autor estadounidense, conocido por su investigación en psicología de las organizaciones. Se interesó en clasificar los métodos y dominancias cerebrales de las personas y la aplicación de este conocimiento para encauzar los roles personales y profesionales de las personas.​ Es considerado al «padre de la técnica de preferencias cerebrales» e incesante investigador del pensamiento creativo, creó el método HBDI (Herrmann Brain Dominance Instrument) inspirado en el funcionamiento cerebral.

Para representar su modelo lo representó a través de una esfera dividida en cuatro cuadrantes, basados en los ya existentes modelos Sperry (hemisferio izquierdo y derecho) y el modelo McLean (cerebro cortical y límbico). Herrmann cruzó estos dos modelos para buscar la fuente de la creatividad personal en función de la dominancia de uno u otro cuadrante en cada persona.

Esfera de Herrmann

Los cuatro cuadrantes resultantes de la combinación de los modelos representaban formas diferentes de pensar, operar, crear, aprender, actuar y convivir con el mundo.

Así, pues, quedó estructurado el modelo de Ned Herrmann:

Modelo de Ned Herrmann

A. Cortical Izquierdo: Son los llamados expertos. Personas con pensamiento lógico, analítico, matemático, técnico y cuantitativo. Son personas que basan sus comportamientos en el razonamiento de datos numéricos y basados en hechos para apoyarse en decisiones.

Comportamientos de las personas «expertas»: fríos y calculadores, distantes, poco gestuales, gran inteligencia, críticos, sentido del humor irónico, generalmente competitivos e individualistas.

Tipos de profesiones: físico, químico, biólogo, ingenieros, médicos, matemáticos, abogados, etc.

B. Límbico Izquierdo: El estilo organizador. Pensamiento estructurado y tendente a la secuencialización. Organizan y planifican hasta los mínimos detalles. Quieren conocer el funcionamiento de las cosas.

Comportamientos de las personas «organizadoras»: suelen ser personas introvertidas, con alta emotividad, mentalidad conservadora y fiel. Amantes del poder y con tendencias maniáticas.

Tipo de profesiones: gerentes de empresa, directores de planificación, administrativos, contables, etc.

C. Límbico Derecho: El comunicador. Suelen ser las personas más idealistas y dispersas de los 4 tipos. Son personas que se mueven por una alta emotividad pero a la vez perciben los detalles y la estética, tienen una facilidad para la comunicación interpersonal, poco organizadas y con falta de control sobre sí mismo. Personas con poca autonomía.

Comportamientos de las personas «comunicadoras»: personas extrovertidas, gesticuladoras, habladoras, lúdicas, espontáneas y que reaccionan mal a las críticas.

Tipo de profesiones: maestro, trabajador social, enfermero, comunicador social, periodista, etc.

D. Cortical Derecho: Los estrategas. Personas más visuales e innovadoras, mentalidad holística que prefieren razonar sus pensamientos de manera más conceptual, sintética y creativa. Su visión más global le hace ver cosas donde otros no las ven, con un marcado sentido de la intuición.

Comportamientos de las personas «estrategas»: personas originales y con sentido del humor, con buena capacidad pada dialogar y una mentalidad futurista con gusto por los nuevos retos y el riesgo que implican.

Tipo de profesiones: arquitectos, compositores, escritores, músicos, pintores, pilotos, diseñadores, etc.

Fuente de apoyo: https://psicopico.com

Si pretendiéramos aplicar la Teoría de Herrmann a la educación, bien vale tener en cuenta, que para mejorar la calidad del proceso educativo no basta sólo con determinar la forma cómo aprenden los alumnos, sino que el docente conozca también los distintos procesos de aprendizaje y, de esta manera, diversifique el estilo de enseñanza.

Cerebro total

Como lo he manifestado, anteriormente, el objeto de brindar esta información, es para que el lector tenga acceso, a conocimientos un poco más profundos y pueda darse cuenta, de cuanto han dedicado, muchas personas, para llegar a establecer las teorías, que hemos venido tratando.

Considero que sirven de mucho, porque nos hacen reflexionar, en torno a ellas, de manera que podemos identificar y medianamente entender, el porqué de nuestras actitudes, conductas, acciones y reacciones, ante situaciones que se nos presentan cotidianamente.

Finalmente, dentro de las razones por las cuales, gustosamente, he dedicado tiempo en preparar estos tres artículos están:

  • Crear la apetencia e interés, al lector, por buscar más información, que le ayuda a aclarar, mucho más, no sólo su desenvolvimiento en el ambiente que le rodea, sino el desenvolvimiento del ambiente para con él, porque es cuestión de interacción.
  • Otra razón es, que digiriendo esta información, se puede entender acerca de temas como la IE, Inteligencia emocional, y un tema del cual, próximamente estaré tratando, como son los Sistemas de Representación V.A.K y la comunicación con los demás y la Teoría del P.A.N, como Análisis Transaccional.   

Frases para reflexionar

“Todos los hombres nacen iguales, pero es la última vez que lo son”. Abraham Lincoln

«Se puede llevar al caballo a la fuente pero no puedes obligarlo a beber» (refiriéndose a los niños y niñas y el aprendizaje, este se hace de manera voluntaria, nadie puede decidir cuándo, cómo y dónde aprenderás si tú no quieres, primero hay que generar el interés).

“La inteligencia consiste no sólo en el conocimiento, sino también en la destreza de aplicar los conocimientos en la práctica”.  Aristóteles

“Saber mucho no es lo mismo que ser inteligente. La inteligencia no es sólo información, sino también juicio, la manera en que se recoge y maneja la información”. Carl Sagan

“El verdadero signo de la inteligencia no es el conocimiento sino la imaginación”.              Albert Einstein

Me despido, con una frase de un activista defensor de los Derechos Civiles, premio Nobel de la Paz año 1964, el estadounidense Michael King Jr o Martin Luther King.

Miguel Alberto Zurita Sánchez. Coro 10 / 12 / 2019.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.