Opinión

Los bloqueos del arte. Por Marcelo Jesús Moreno Mendoza

Llenarse de borradores

Si hay algo por lo que pasan todos los artistas, sin excepción, es por bloqueos, en cada expresión de arte, llega ese momento donde no sabes cómo dar a conocer tu pensamiento, tus ideales, tu forma de vida, tus sentimientos o emociones.
Ya sea en el mundo de la música, la pintura, la escritura, entre otras maneras de expresar arte, existe este bloqueo, donde sientes que a puedes crear algo maravilloso, pero no sabes qué puede ser, o cómo puedes comenzar a crearlo.
El mundo del artista, es una constante montaña rusa, siempre habrá momentos de gloria y de fracaso, momentos donde su nombre será ejemplo de todo lo bueno que puede ser un artista, o de todo lo que no debe ser un artista. Cada persona es un mundo, y cada mundo siempre tiene gustos distintos, es por eso que aquellos que se consideran artistas, tienen el gran reto de llevar un poco de sí, a estos mundos, y maravillarlos con cosas nuevas.
Aunque las ideas para crear arte son casi infinitas, hay momentos donde estas se repiten, y a pesar de ello, pueden tener conceptos totalmente diferentes. Los ejemplos más claros que pueden darse, es hablar sobre el amor o la vida, cada persona te dará una opinión diferente sobre estos temas, puesto que los han vivido de manera distinta, aunque se hable de lo mismo.
A opinión personal, pienso que el bloqueo que sufre un músico o un escritor, son los más difíciles de superar, cuando estás creando algo, al principio sientes que puede ser una maravilla, pero durante el desarrollo, vas pensando y analizando, hasta que terminas decepcionado, sin ganas de terminar ese trabajo, sin siquiera pensar en darle una segunda oportunidad.
Cuando a un artista le llega este bloqueo, lo más preciado que puede recibir, es el apoyo de esos amigos incondicionales, amigos que son capaces de darte una verdadera opinión sobre tu arte, y decirte lo que se puede mejorar, lo que se debe eliminar o cambiar.

Bloqueo Mental

Para superar esto, hay quienes que se toman un tiempo de descanso, otros salen a caminar para despejar la mente y buscar inspiración, otros comienzan proyectos nuevos aunque no los culminen, y hay quienes, al igual que yo, se enfrascan en buscar la mejor solución para crear algo juntando todas las buenas ideas que sean capaces de ir en un mismo tema, y las ideas restantes, se reciclan para otro que pueda ser incluso mejor que el que ya esté en marcha.

Marcelo Jesús Moreno Mendoza

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.