Opinión

¡Viene el 20 / 20! e ¡Ignorantia juris non excusat o ignorantia legis neminem excusat!. Por Miguel Alberto Zurita Sánchez

El Verdadero significado de La Visión 20/20

Cuando las personas escuchan el término visión 20/20 o descubren que tienen una visión 20/20, entienden que eso significa que tienen una visión perfecta. No dudan en compartir que tienen una visión 20/20, y no saben lo que es tener que usar anteojos o ponerse lentes de contacto.

Sin intensión ni querer desilusionar, pero una visión 20/20 no significa tener una “visión perfecta”. Cuando el optometrista dice que tienes “visión 20/20”, se está refiriendo a tu agudeza visual, que es la claridad o nitidez de su visión. Cuando el médico aprueba una agudeza visual de 20/20, está diciendo, qué tan bien pueden ver los ojos un objeto a una distancia de 20 pies. Si puede ver las letras con claridad, entonces se considera que tiene “visión normal”. Este número indica que puede ver objetos claramente a una distancia de 20 pies, en comparación con otras personas.

El optometrista prueba tu agudeza visual usando el gráfico o tabla de Snellen (recibe el nombre en honor del oftalmólogo neerlandés Herman Snellen, quien diseñó la prueba en 1862). Este gráfico se usa para evaluar la agudeza visual. Consiste en mostrar letras de tamaños progresivamente más pequeños. La tabla común de Snellen tiene 11 líneas de letras mayúsculas. La primera línea consiste en una letra grande, como la “E” en la imagen que se muestra a continuación. Dependiendo del diagrama de Snellen, la primera letra puede tener una de varias letras, incluidas E, H y N. A medida que se mueve hacia abajo en el gráfico, cada fila no solo se reduce, sino que también aumenta en número de letras. Cuanto más abajo puedas leer el gráfico, más cerca estarás de tener una visión 20/20. La octava fila es 20/20 de agudeza visual.

Tabla de Snellen

Variaciones de visión 20/20

Tener una visión 20/20 puede ser el objetivo y el requisito mínimo para los pilotos, pero hay diferentes variaciones, tales como:

  • 20/15: este nivel se considera superior a 20/20. Significa que el paciente puede ver un objeto a 20 pies, mientras que un paciente con 20/20 sólo puede verlo a 15 pies.
  • 20/40: este es el requisito para poder pasar la prueba de licencia de conducir en los 50 estados (USA). Además, la mayoría del material impreso se establece en este nivel.
  • 20/80: en este nivel, debería poder leer la hora en un reloj despertador a 10 pies, y poder leer el titular en un periódico, ya que están configurados en este tamaño.
  • 20/200: en este nivel, se necesitan gafas. Los pacientes de este nivel se consideran legalmente ciegos y solo pueden ver las letras en una señal de alto.

La prueba de agudeza visual es sólo un aspecto del examen de la vista típico. El optometrista también prueba habilidades de visión tales como:

  • Conciencia periférica
  • Coordinación del ojo
  • Percepción de profundidad
  • Capacidad de enfocarse
  • La visión del color

Fuente de apoyo: https://www.myeyelab.com

Ignorantia juris non excusat o ignorantia legis neminem excusat

Ignorantia juris non excusat o ignorantia legis neminem excusat (del latín, ‘la ignorancia no exime del cumplimiento de la ley’) es un principio de Derecho que indica que el desconocimiento o ignorancia de la ley no sirve de excusa, porque rige la necesaria presunción o ficción legal de que, habiendo sido promulgada, han de saberla todos. (promulgación y publicación). Los países de derecho europeo con una tradición del derecho romano también pueden usar una expresión de Aristóteles traducida al latín: nemo censetur ignorare legem («nadie se cree que es ignorante de la ley») o ignorantia iuris nocet («sin saberla, la ley es perjudicial»).

Fuente de apoyo: https://es.wikipedia.org/wiki/Ignorantia_juris_non_excusat

Se preguntarán ¿Cuál es la razón por la que comienzo de esta manera?

Por todas las redes, televisión, prensa, pasillos, calles, avenidas, callejones, paseos, parques y plazas  podemos ver, oír y hasta sentir, que viene el 20 / 20, es decir que se aproxima el estreno de un nuevo año del calendario Gregoriano, sistema para medir el paso del tiempo y que tiene su origen en Europa. Fue impuesto por el papa Gregorio XIII en el 1582, sustituyendo al calendario juliano, que se utilizaba desde Julio César.

El origen de este cambio llegó a raíz de los acuerdos en el Concilio de Trento. El objetivo era eliminar el desfase producido desde el primero Concilio de Nicea, en el 325. En aquel momento se fijaron los días en los que se tenía que celebrar la Pascua, y por consiguiente el resto de celebraciones religiosas. Es decir, lo que se tenía que hacer era adaptar el calendario civil al año trópico.

Para poder conseguir esto, el papa Gregorio XIII hizo que desaparecieran 10 días que se habían acumulado, desde que se instaurase el calendario juliano. Más concretamente los días del 5 al 14 de octubre de 1582. El descubrimiento de este desfase llegó desde la Universidad de Salamanca, donde se realizaron varios estudios sobre el paso de los días.

El calendario juliano marcaba el 1 de enero como el principio del año, pero con 365 días y seis horas. El año bisiesto, que trata de recuperar esas horas, incluía un día entre el 25 y el 24 de febrero. También en los años divisibles entre cuatro. Pero el calendario juliano tenía un margen de error de 11 minutos y 14 segundos. Además, los días se intercalaron de manera errónea.

En 1582, el equinoccio se adelantó al 11 de marzo, y con ello la celebración de la Semana Santa. De continuar con este error, la liturgia se celebraría cada vez antes, llegando a cambiar de estación. Esto chocaba directamente con lo escrito en la Biblia. Aquí se especifica que Jesús murió en el mes judío de nisán (primavera). Así el papa también decidió fijar el equinoccio el 21 de marzo, para celebrar la Pascua en primavera.

Gregorio XIII y El Calendario

El nuevo año a estrenar, es el año 2020, es muy posible y bastante probable, que los adivinos, los iluminados, premonitoristas y toda esa clase de “gente”, que tiene que ver con ese tipo de “arte”, ya hayan preparado sus ofertas o trampas cazapendejos, donde prometen que este año si, es el bueno, que este será el mejor, de lo mejor, bla, bla, bla, etc, etc, en otras palabras estarán pretendiendo conducir a la gente, incautamente, a una especie de tabla de Snellen, sólo que con engaños y mentiras, les hacen creer que están con una AGUDEZA  de 20/20 y los pendejos se lo creen, ¡mal creídos, de paso!.

En las últimas cinco semanas, ésta incluida, fui tratando una serie de temas relacionados, con el cerebro, conducta y comunicación, en temas como el Cerebro Triuno, Inteligencias Múltiples, Programación Neurolingüística, Sistemas de representación, Análisis Transaccional, Asertividad y Comunicación Asertiva, he querido brindar una información, lo más sencilla, digerible y amigable posible, a sabiendas, que son temas que pueden tornarse un tanto tediosos y poco atractivos, pido disculpas por eso, pero no tenía otro recurso, más inmediato, con el objeto de informar a todos los lectores de almargendeltiempo, que existen posibles razones, por las cuales nuestros comportamientos, actitudes, acciones, respuestas y posturas, ante los demás, obedecen en cierto modo, y de acuerdo a ciertas teorías, a cuestiones que van desde lo fisiológico a lo psicológico, pasando por lo químico, lo sociológico, lo cultural y lo espiritual.

¿Con qué finalidad? ¿Para qué?

Con la finalidad de que podamos, mediante estas informaciones, lograr dar pie o inicio a procesos transformadores, en nosotros mismos.

Para que emprendamos el camino, hacia una comunicación realmente sana y provechosa, basada en el respeto a los demás y el equilibrio conductual.

En realidad, y lo he dicho repetidas veces, me he referido a meras teorías, las cuales así como han tenido buena acogida, en el mundo de la psicología y la psiquiatría, también han encontrado sus denigrantes, pero aún con eso, no dejan de tener los basamentos y argumentos suficientes, con buenos resultados obtenidos cuando, donde y con quienes hayan sido aplicadas, para que podamos hacer uso y aprender de ellas.

“Decía mi Madre, Celia Mercedes, lo que no mata engorda”.. que son casi las mismas palabras de un proverbio bárbaro que reza así “Lo que no mata, fortalece”.

Lo que quiero significar, con esto, es que no son leyes, sólo son teorías, sin embargo y para los efectos, con su permiso, las denomino leyes entre nosotros y este artículo, muy especialmente.

¿Por qué?

Porque he dedicado tiempo y empeño, en construir estos esquemas informativos, para hacerlos accesibles, desde luego que con un gran e inmenso compromiso, cariño y devoción por Ustedes. Hoy para nosotros son leyes, te las he brindado, te las he explicado, te las he ilustrado, ¿Aun así las desconoces? Ignorantia juris non excusat o ignorantia legis neminem excusat. ¡No hay razón, para no comenzar a ser mejor persona!

Amigos, siempre será y habrá tiempo, para hacer mejor las cosas y obtener los mejores resultados, si hay que creer en alguien, que no sea una deidad, debe ser en nosotros mismos.

Somos nosotros, los que tenemos el poder para cambiar y ese cambio, debe comenzar desde nuestro YO interior.

Hagamos de la formación y la información, el uso adecuado para lograr el proceso de convertirnos, en las personas humanas, que este mundo necesita.

Conservemos y preservemos este planeta, porque es el único que tenemos y deben tener los que nos heredarán.

Cuando ensucies recoge y si no ensuciaste también.

Trabaja y haz lo que haces, con cariño, empeño, dedicación, honestidad, vergüenza y no te apenes, por lo que hagas, siempre hazlo con orgullo.

Es necesario comunicarnos bien, para entendernos bien.

A todos nuestros amigos lectores, que nos brindan y dedican su atención y tiempo, y a los que nos acompañan de todas las formas posible, a mi amigo Manolo, mis más infinitas y congruentes gracias, por estar allí, almargendeltiempo.

Reciban todos, un GRAN Y ENORME SALUDO, con el deseo de que tengan unas felices y alegres fiestas, como las que merecemos todos y cada uno.

Reciban al NIÑO DIOS en el pesebre, que cada uno haya preparado, para tener LA NAVIDAD, que así quisieron.

Y que el venidero 2020, llegue cargado de todas las GRANDESAS, que sólo merecen los GRANDES.

¡Hasta el año próximo…..DIOS mediante!

¡FELIZ Y BENDECIDA NATIVIDAD!

¡FELIZ y BENDECIDO AÑO NUEVO!.

Miguel Alberto Zurita Sánchez. Coro 23 / 12 / 2019.

Los Melodicos – Año viejo – Perucho Navarro

6 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.