Letras

Petra Cotes

Petra Cotes y Aureliano Segundo

Petra Cotes

Llega a Macondo en plena guerra, con un marido ocasional que vivía de las rifas y cuando él muere, ella sigue con el negocio.
Tenia la ferocidad de una pantera pero tenia un corazón generoso.
Hacia fiestas ruidosas, fiestas que hacia por complacer a Aureliano Segundo y sin tener motivos.
Era una pareja frívola, sin mas preocupación que la de acostarse todas las noches, aún en las fechas prohibidas, y retozar en la cama hasta el amanecer.
Le hacia bromas a Aureliano.
Ella fue la que hizo hombre a Aureliano Segundo, él era reservado y esquivo, con tendencia a la meditación solitaria, y ella le moldeo su carácter.
Petra fue decidida y generosa, una mulata amante primero de José Arcadio Segundo y luego de Aureliano Segundo. Continua viéndose, incluso después del matrimonio de Aureliano Segundo, y quien finalmente se va a vivir con ella.
Esto amarga a su esposa, Fernanda del Carpio, por el resto de su vida.
Cuando Aureliano y Petra hacen el amor, sus animales mejoran su fecundidad y se reproducen a una tasa asombrosa, pero sus animales se mueren durante el diluvio que dura casi cinco años.
Su mayor pasión era hacer reproducir los animales.
Le gustaba hacer rifas.

(Texto del Director de la Compañia Nacional de Teatro, JAUREZ NARANJO RODRIGUEZ, Capitulo Cali, Colombia)

Macondo. Billos Caracas Boys

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.