Letras

Por allí está el Licenciado (Relato de Migrantes en Serie): “XVI. EL NOMBRE”. Por Luis Enrique Homes

Jesús Omar Lorenzo Fuentes

XVI. El Nombre

El día siguiente que era lunes Andrea despertó con el niño en sus brazos. No supo quién lo había colocado allí ni como estaba tan bien acomodadito ya tomando su pecho, pero allí estaba, con la fuerza natural de un mamífero, pegado al seno materno buscando su alimento con desespero.
La puerta se abrió repentinamente y con violencia. Andrea se asustó al ver el licenciado parado frente a la cama y con una actitud desafiante. Le mostró una cartulina azul con el nombre del niño impreso en letras grandes y negras Jesús Omar Lorenzo Fuentes El cartón tenía la fecha de nacimiento, la indicación del peso al momento de nacer, un sello húmedo y una firma autógrafa.

Omar Lorenzo


“Mire Andrea, esto estaba en la cama del niño. Imagino que este es el nombre con el que el niño salió del hospital. No se a quien carajo se le ocurrió ese nombre. Pero es que resulta y pasa que el niño no se va a llamar así”, dijo el licenciado mientras se acomodaba el sombrero. “El niño se va a llamar como yo, que yo soy su padre y entonces su nombre es Omar Lorenzo y punto” Andrea quiso dar una explicación. Solo alcanzó a decir de manera entrecortada que el nombre de Jesús era por una promesa a Jesús de la Misericordia y que “usted no se apareció por todo eso. Yo estaba sola y me pidieron el nombre”
“Pues los hijos machos siempre llevan el nombre del papa. Por eso el niño se llama en lo adelante Omar Lorenzo” y agarró el papel azul y con rabia lo rompió en pedazos. Andrea estaba asustada, el niño comenzó a llorar y a ahogarse con la leche materna. El licenciado sacó un documento de su chaqueta: “Aca esta la partida de nacimiento que le mande a hacer. Acá aparece su nombre, mi nombre y el nombre del niño que es Omar Lorenzo, así nada más, como yo. Solo que él nació ayer y yo nací hace más de 50 años.” Andrea replicó resignada, con tristeza y con toda naturalidad: “El niño tiene que llevar mi apellido porque yo soy su mama. Entonces será que se va a llamar Omar Lorenzo Fuentes?
“Pues no, porque usted es menor de edad. Yo después le explico que esas cosas, que son cosas legales. Conformarse con saber que su hijo, mi hijo, se llama como yo Omar Lorenzo.”, dijo el licenciado levantando aún más la voz. “Y para la próxima, no ande haciendo cosas por su cuenta que usted es una mocosa. Es una mama, una mama jovencita, pero es una mocosa.”. El licenciado dio la vuelta y se fue.
Andrea quedó impactada por la conversación. Aun con lágrimas en los ojos tomó el niño, lo acurruco en su seno y le dijo al oído “Tú nombre es Jesús Orlando Lorenzo Fuentes” . El niño se calmó, las manos inocentes volvieron a buscar el pecho materno, hasta quedar en un profundo sueño.
Jacinta y Rosa estaba en la habitación del lado, procesando en silencio la disputa por el nombre del niño recién nacido.

Luis Enrique Homes

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.