Letras

San Antonio de Padua y Mi Padre. Por Luis Enrique Homes

San Ntonio de Padua

Los días 13 de Junio como hoy, la Iglesia Católica celebra y recuerda a San Antonio de Padua, posiblemente uno de los santos más “populares” y milagrosos de todos los tiempos. Cuando me interesé por conocer un poco más San Antonio, más allá de las buenísimas fiestas de patronales Dabajuro y EL Consejo de Ciruma en el estado Zulia, descubrí que San Antonio había conocido y tratado a San Francisco de Asís, inspirador de grandes maestros espirituales más allá de la iglesia católica y que se había formado en su hermandad. También supe que San Antonio había sido canonizado antes de un ano de su fallecimiento, siendo el santo cuya causa de canonización fue las más breve y expedita de todos los tiempos, por la inminencia de su santidad.
Pero la verdad, verdaita, a San Antonio lo conocí por mi Padre, Pablo Homes García. La primera imagen que tengo de mi mismo es una fotografía que se repartió en mi bautizo, sin camisa y con una cadena larguísima y una medalla de oro con una imagen preciosísima de San Antonio de Padua que ocupaba la mitad de mi pecho. Esa prenda y regalo de mi padre me acompaño por más de 30 años, hasta que me la robaron montado en un bus en el Nuevo Circo de Caracas.
Papa tuvo no una preferencia, si no una veneración por San Antonio de Padua que extendió a toda la familia. Cuando se dedico al ejercicio privado de su profesión de abogado, prometio a San Antonio de Padua que una módica parte de sus ingresos como profesional independiente la destinaria limosnas y obras de caridad. Y vaya que lo cumplió cabalmente. Creo que por más de 40 años, asistimos regularmente la familia Homes al Consejo de Ciruma a llevar la limosna de mi papa a San Antonio de Padua. Mi papa nos entregaba a los hijos pequeños un rollito de billetes que metíamos en la alcancía del santo al pie del altar. Yo en mi inocencia y egoísmo infantil pensaba que eso que estaba dando mi papa por medio de nosotros, era mucho dinero! Y hasta ganas me daban que quitarle parte de la limosna al santo. Pero nunca lo hice por aquello de que “métase con el santo, pero nunca con la limosna”. Lo que si estoy seguro que hice fue recordarle a San Antonio que mi papa estaba cumpliendo su promesa financiera y que, además, arrastraba a toda la familia a su santa devoción, porque ir al consejo de Ciruma era una procesión familiar de varios carros y decenas de personas (tíos, sobrinos, suegras, amigos, novios, relacionados, prometidos y prometidas, nietos, etc, etc). Y pues, la parroquia se beneficiaba a las limosnas familiares. La devoción de mi papa por San Antonio, tenia sus “particularidades”. Por ejemplo, él podría omitir la misa obligatoria de los Domingos, pero no faltaba a la misa de los Martes, en honor a San Antonio. No había otro santo con mayor jerarquía e importancia que él.
Mi papa en todo los aspecto de su vida, sin excepción, involucraba e invocaba a San Antonio de Padua. La hacienda le puso por nombre “Rancho San Antonio”. Varias compañías y proyectos jurídicos llevaron el nombre de “San Antonio” y cuando ya no podía abusar del nombre del santo, utilizaba diminutivos como “Tonito” o similares. La invocación al santo era cotidiana: para no quedarse sin gasolina en el camino, conseguir un buen mecánico, pedir lluvia para la hacienda, dar luz y claridad a los hijos y hermanos, salud para los enfermos, novios para las mujeres quedadas en las familia, prosperidad para los necesitados, vivienda y trabajo para los que se iban a casar y pare de contar.
Si usted recibió de mi padre una imagen de San Antonio de Padua, pues siéntase privilegiado y bendecido porque mi Padre regalaba esa imagen a las personas que más apreciaba y quería y por las que definitivamente, había orado e intercedido. También a la inversa: las personas le regalaban a mi papa imágenes de San Antonio y el las tenia de todos los tamaños, versiones, y recordaba a la perfección las personas y circunstancias que se la había regalado. Cuando mi papa murió hace ya más de diez años, yo conté alrededor 16 imágenes de San Antonio entre su habitación y su oficina. Hoy estoy mas seguro que esta cerca de él, rogando por la paz, bienestar y tranquilidad de toda la familia.
Sin San Antonio no hay Dabajuro.! El Santo patrono de nuestro pueblo natal vio a mi papa, mi mama y gran parte de la familia, todos los 13 de Junio en sus fiestas patronales, no sé por cuanto tiempo pero creo que de mi papa, por más de 60 años. Hoy, cuando la dictadura nos ha desperdigado por todo el mundo y por falta de gasolina mas de uno no podrá ir a las misas de San Antonio, alcemos nuestra oración en la fortaleza del silencio para dar glorias y alabanzas a San Antonio para que nos siga protegiendo de las acechanzas del mal y nos haga a todos sus devotos, hombres de bien para nuestra familias y de la humanidad. No dejemos de pedir para que nos devuelva la Venezuela que queremos y podamos regresar a las fiestas patronales en nuestro país.
Y yo desde este lugar bien lejano en el que me encuentro, recuerdo a mi Padre por la devoción y fortaleza que me inculco.
Arriba San Antonio de Padua ¡ Arriba Pablo Homes Garcia ¡

Luis Enrique Homes

7 Comentarios

  • Tiburcio José Rivas Ordoñez

    ¡Vivan San Antonio y las familias fundadoras de Dabajuro! … Los Millano, los Ordoñez, los Rivas, los Jatem, los Homes, los Reyes, los Zavala, los García, los Magni, los Muyale… y tantos otros que se me escapan.
    ¡San Antonio Patrono Bendito… nuestro Pueblo te quiere ofrendar!
    El Maestro Rogelio Espinoza, Doña Ines, Don Perfecto, Luis Homes… paz a sus almas!!

    • Torcuato Da LucaTena

      Ah mundo Venezuela…
      Éramos un país Sui Generis (con virtudes y defectos),
      pero mal intencionados y oscuros jinetes le agarraron las riendas.
      ¡San Antonio de Padua, haznos el milsgro!

      • Elisbeth

        Antes de tratar al Dr. pues nada que ver con San Antonio, pues porque no soy de Santos, lo mío es la Santísima Trinidad y la Virgen Milagrosa aunque hablando con el de esto le confesé que un tiemp le rece por eso de que podía conseguirme un novio pero sin ser constante y luego lo deje, no tenía la fe que se requería Pablo tenía fe para regalar solo que no funciona así, él sentía verdadera veneración y entusiasmo cuando le encomendaba una causa, cada día de San Antonio es para mi día de Pablo, de recuerdos, de buenos momentos que extraño, en gloria De Dios este

  • Egledy

    Que lindo es leer esas líneas las cuales sé que a más de uno nos llega al alma 🙏 algo similar he vivido yo por muchos años ya que mi madre ha sido devota de san Antonio también y por consiguiente nosotros (sus hijos). Sigamos con fe pidiendo a Dios y a san Antonio pronto termine esta pesadilla y podamos volver a nuestro país a compartir con familiares amigos y sobre todo a darle gracias a nuestro patroncito asistiendo a sus misas y alabándolo como siempre 🙏
    Saludos y que Dios y san Anronio te sigan cuidando y te llenen de bendiciones vida salud y alegrías 🙏

  • José Antonio Homes

    Amen hermano el Viejo siempre nos inculcó esa devoción por noble y milagroso Santo.
    Yo que fui testigo de tantos milagros y favores que San Antonio concedió a mi papá, puedo decir que ese amor era recíproco y hoy hasta risa me da cómo lo regalaba y hablaba con San Antonio cómo si estuviese a su lado, cosa de la cual estoy seguro hoy día. Qué viva San Antonio de Padua. Bendición ha ambos

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.