Microrelatos

Habían sido extraordinariamente extraños estos últimos días. Por Enmanuel

S. Lagarde Ph.
Beyond the rainy mirror

Los signos en el cielo no mentían. Habían sido, extraordinariamente extraños, estos últimos días:


Un cometa verde que terminó en el cajón de la ropa.
Un tornado que elevó al cielo los colores de la tierra.
Aquel sonido persistente e impreciso que resultó ser un grito del sol.
Finalmente (y el mas extraño de todos) tu fotografía autografiada en mis apuntes de matemática.
(Sin lugar a dudas, habían sido extraordinariamente extraños, estos últimos días).

Enmanuel

Los Ángeles Azules y Natalia Lafourcade
«Nunca es suficiente»

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.