Música,  Opinión,  Videos

¿DE QUÉ ESTAMOS HECHOS?. Por Enmanuel Gerardo Camejo Zavala

De química pura

El cuerpo humano

Nuestros cuerpos humanos estan constituídos por sustancias químicas y elementos. Los átomos (en su interesante y aún no bien explicado mundo de protones, electrones, quarkz y leptones) son las unidades básicas de la materia; su formación conjunta da como resultado los elementos químicos.
«Una persona se compone de más de 20 elementos, los cuales son materia constituida por un único tipo de átomo y que no pueden ser descompuestos en sustancias más simples por procesos químicos ordinarios.
Un 99 por ciento del cuerpo se compone de oxígeno, carbono, nitrógeno, hidrógeno, fósforo y calcio, en tanto el resto de los elementos consiste en sodio, cloro, potasio, azufre y magnesio. En un cuerpo adulto se halla hasta un 65 por ciento de oxígeno, un 18 por ciento de carbono, un 10 por ciento de hidrógeno, un 3 por ciento de nitrógeno y el resto del porcentaje corresponde a otros. Sin embargo, un adulto sano puede llegar a tener más de 60 elementos»
Bioenciclopedia.com


La célula es la unidad viva elemental de todo ser humano, formada por moléculas orgánicas.
«La sustancia más importante dentro de una célula es el ADN (ácido desoxirribonucleico), constituido por moléculas que dictan instrucciones para crear las proteínas, que son moléculas de gran importancia puesto que se encargan de ejecutar un número grande de tareas: construir células, integrar tejidos, controlar reacciones químicas, recibir señales en la célula, etcétera».
Bioenciclopedia.com

De polvo de estrellas

Carl Sagan

Carl Sagan (astrónomo, astrofísico, cosmólogo, astrobiólogo, escritor y divulgador científico estadounidense) escribió alguna vez: «El cosmos está también dentro de nosotros. Estamos hechos de la misma sustancia que las estrellas «. Lo que pareció ser una frase mediática, mas que científica, fué confirmada en el año 2010, por un profesor de astronomía de la Universidad de Arizona, Chris Impey, quien afirmó que: «toda la materia orgánica que contiene carbono, se produjo originalmente en las estrellas. El lienzo más antiguo del Universo estuvo conformado principalmente por helio e hidrógeno, mientras que el resto de los componentes se crearon, y diseminaron, vía explosiones de supernovas –y así llegaría este polvo de estrellas a la Tierra».


Al parecer (complementaron posteriormente científicos estudiosos del área): «todos los átomos pesados, incluidos oxígeno, nitrógeno y carbono, es decir buena parte de nuestra materia prima, fueron creados por una generación anterior de estrellas, latentes hace unos 4,500 millones de años… … Un análisis reciente de la información obtenida mediante el programa de exploración Sloan Digital Sky Survey, logró ubicar en 150 mil estrellas dentro de la Vía Láctea, los elementos que fungen como materia prima de la vida en la Tierra (carbono, hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, fósforo y sulfuro). Lo anterior arrojó la conclusión de que el 97% de la masa del cuerpo humano está conformada por materia procedente de las estrellas»
Culturainquieta.com

De barro y aliento divino

De barro y Dios

El texto bíblico del Génesis, al referirse a la cración del mundo, y especialmente del hombre, narra: «Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente».


Barro del planeta y aliento de Dios, interesante y particular combinación, que parece amalgamar «cuerpo y alma» en una nueva e híbrida especie.

A modo de síntesis

Muchos agnósticos plantean que el ser humano fué creado por azar, por pulsión celular de adaptación, difícil apoyar semejante teoría si nosotros mismos (me refiero a la especie humana) hemos creado, desde el laboratorio, nuevas especies de plantas, animales y minerales (entiéndase nuevos elementos, en el caso de los minerales).
Sin embargo, la limitada y periódica ciencia humana, siempre crea «medias verdades» que a la postre se convierten en «medias mentiras» justificadas por los alcances técnicos del observador del momento.

Es decir, la ciencia produce mentiras temporales que, generaciones enteras, toman por verdades absolutas, con los consecuentes resultados (a veces catastróficos) en la cultura de masas.
Bueno, el cuento es simple, estamos hechos de polvo de estrellas (que tal vez solo sean pequeñas e ínfimas cuerdas de tono vibracional, con formas de partículas), que se hizo sol y tercer planeta, en nuestro sistema solar y que difícilmente se ordenó por azar para llegar a ser lo que somos.

Enmanuel Gerardo Camejo Zavala

Jorge Drexsler «Polvo de estrellas«

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.