Música,  Opinión,  Videos

EL INMENSO. Por Enmanuel Camejo Zavala

Que el mundo fué y será una porquería ya lo sé…(afirmaba Discepolin en su Cambalache) pero no todos en el mundo son porquería. Y hablo, que en él habitan seres especiales, casi mágicos. Unos de estos habitantes especiales es, sin lugar a dudas, Luis Oswaldo Acacio, «El Inmenso».

Pasaban, unos tras otros los días del año 1990 y cada Domingo, el tiempo se detenía en «Márgenes», el programa radial que se emitía por Radio Guadalupana de 7 a 8 de la noche. Alli, junto a los «Cuenta cuentos del Paseo», conocí al Inmenso. Me lo presentó Yulirma, otro gran ser y especial contadora de cuentos.
De mediana estatura, muy robusto, con una sonrisa de ángeles y una voz que bien podría decirse es un don del cielo, así es Luis Oswaldo «El Inmenso».

«El Inmenso» nació en Tocópero, un pequeño pueblo del Estado Falcón, hace algunos años, que ya tocan o pasan los 50. De andar parsimonioso, siempre rodeado de gente que lo ama, es una especie de duende grande y en funciones de ayuda al prójimo. Se me parece a ese personaje de Silvio en la canción «El Reparador de Sueños»:
Siempre,
llega el enanito
con sus herramientas
de aflojar los odios
y apretar amores.

Siempre,
llega el enanito
Siempre oreja adentro
con afán risueño
de enmendar lo roto

Siempre,
apartando piedras de aquí,
basura de allá
-haciendo labor-
Siempre va esta personita feliz
Trocando lo sucio en oro…

Inmenso duende

Así es «El Inmenso»: un reparador de sueños.
Hoy en Al Margen del tiempo lo recordamos y le decimos ¡Dios te bendiga hermano Inmenso!

Enmanuel Camejo Zavala

«La Gloria de Dios»
«Yo nací»
«Darte Luz»

8 Comentarios

  • Luis Oswaldo Acacio

    Aquí estoy hermano Manolo.
    En vez de alas Dios me dio varias ideas para ser feliz, por ejemplo; tú, eres ese otro duende que me enseñó a buscar las herramientas necesarias para asegurarme de escoger bien almas.
    Te amo hermano y gracias

  • Julyrma Jiménez

    «En un sueño… pasan cosas extrañas…» sobre todo cuando soñmos despiertos…
    Me complace haberte encontrado entre duendes alados e historias maravillosas por contarse que creían haber sido olvidadas!
    El Inmenso es una persona extraordinaria a quien quiero, admiro y respeto, un hermano de vida, de cuentos y cantos.
    Gracias por este espacio, Enmanuel y gracias también por existir!
    Te quiero mucho!

    Te abrazo y te bendigo!

    • admin

      ¡Que sorpresa tan grande Julyrma!, encontrarte (no es para menos), en territorios de Al Margen del Tiempo.
      Un Inmenso abrazo, inolvidable amiga

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.