Opinión

¡(11 + 1) Curiosas formas de predecir el futuro desde la antigüedad!. Por Miguel Alberto Zurita Sánchez

Las respuestas que da una deidad o dios suelen llegar, de forma enigmática y repleta de simbolismos, por medio de sacerdotes y sacerdotisas, de profetas, de adivinos, o en la Antigüedad, por medio de la Pitia o Pitonisa griega y romana, o de la Sibila, incluso a través de interpretaciones de símbolos sobre piedras, como las Runas, o de interpretaciones de señales físicas, por ejemplo, el tintineo de campanillas, o de sacrificios de animales, o de interpretaciones sobre las estrellas, como el horóscopo, o de interpretaciones de símbolos sobre cartas, como el Tarot, o sobre un libro, como el libro chino I ching (que significa ‘libro de las mutaciones’), estos últimos son considerados oráculos modernos.
Los humanos somos los únicos seres vivos que tenemos conciencia del futuro. Es quizá nuestro rasgo más distintivo, con relación con el resto de los animales. Es una gran fortaleza, pero también una debilidad. Los animales están más tranquilos, sin preocuparse por el porvenir; o por lo menos eso creemos en el estado actual de la ciencia. Desde que tuvo conciencia de su futuro, el ser humano quiso conocerlo y se las ha ingeniado de muchas formas para lograrlo, o al menos para tener una ilusión sobre su destino. Acompáñanos a conocer o a repasar estas (11 + 1) curiosas formas de predecir el futuro desde la antigüedad, muchas de las cuales siguen tan actuales como en su primer día.

Oráculo


En la antigüedad romana y griega, si querías saber la respuesta a una interrogante que te inquietaba sobre el porvenir, solo tenías que preguntar a los dioses paganos; pero no podías hacerlo directamente. Los únicos que tenían línea directa con las deidades supremas eran los sacerdotes y las pitonisas facultados para la tarea. Se podía preguntar de todo; desde quién sería ganador en una guerra, a ver si la declarabas o no, hasta si la mujer con la que ibas a casarte siempre te sería fiel. Tanto la respuesta que daban los dioses como el templo donde se realizaba la consulta reciben el nombre de oráculo.
Los pueblos antiguos, como los egipcios, los mayas, los hebreos, los babilónicos, los caldeos, los fenicios, los griegos, los romanos, tenían en sus oráculos el sistema de predicción del futuro. Existen en el mundo varios oráculos que fueron muy importantes en la Antigüedad, la mayoría pertenecen al mundo griego. Éstos eran elementos fundamentales en la antigua cultura griega y uno de los más famosos estaba ubicado en la ciudad de Delfos. Los romanos crearon los suyos propios, por ejemplo, el oráculo de la Sibila de Cumas, pero también heredaron y usaron los oráculos griegos. Antes de algún gran evento, los reyes, los emperadores y los líderes consultaban las previsiones de los oráculos.
Por extensión, se llama oráculo a la persona a quien todos escuchan con respeto y veneración por su gran autoridad y sabiduría, por ejemplo, a los abuelos.
En la actualidad uno de los oráculos, que se ha esparcido por casi todo el mundo es el oráculo del diloggun, el cual es utilizado en la religión yoruba o santería, para comunicarse a través de caracoles y los igbos con los orishas

Oráculo

Profecía


En este caso, el anuncio sobre lo que estaba por venir lo realizaba un profeta, según sus propias palabras, inspirado por Dios. Los profetas avisaban sobre hechos de gran entidad por producirse, pero no eran consultores disponibles para responder preguntas sobre el futuro de los particulares.
En las religiones monoteístas como el cristianismo, el judaísmo o el islam consideran que las profecías son indicadores de los designios de Dios. Lo cual quiere decir que los profetas, son mensajeros. En este sentido, tendríamos que establecer, por ejemplo, que se conoce como profecías a todos aquellos documentos escritos que fueron realizados por los conocidos como profetas mayores y menores, que se pueden encontrar en lo que es el Antiguo Testamento.
En la tradición judeo-cristiana, los profetas mayores fueron Jeremías, Ezequiel, Isaías y Daniel. El del Islam fue Mahoma.
Los parapsicólogos y aquellos que se jactan de tener poderes adivinatorios también suelen definirse como profetas. Un ejemplo de estos profetas es Nostradamus, quien habría anticipado la llegada al poder de Napoleón Bonaparte y las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, entre otros acontecimientos históricos.

Profecía

Adivinación


El oráculo sólo estaba disponible para la gente de poder y sus principales relacionados. Pero la gente común, que no tenía acceso a la operadora del teléfono con los dioses, también tenía preguntas sobre su futuro. Los economistas dicen que toda demanda genera inmediatamente su propia oferta. La adivinadora fue la respuesta a esta necesidad y son variadísimos los métodos de adivinación.
La variedad de métodos adivinatorios es muy grande. Apenas un objeto o movimiento en el cielo, en la tierra, en el aire o el agua dejó de ser transformado en un mensaje de futuro. Añádase a éstas las invenciones del hombre, y hay una visión de la inmensa maraña de supersticiones, en las que los pueblos paganos buscaron a tientas su camino. Sin embargo, pueden agruparse en tres clases, como se ve en la división de Santo Tomás. Cicerón, Clemente de Alejandría en su «Stromata», además de que otros de los Padres dieron una lista detallada.

Adivinación

Echar las cartas


Seguro que has visto, aunque sólo sea en el circo, a esa mujer de ropa colorida y cabellera tupida que te adivina el futuro, según las cartas que van saliendo de una baraja. Las hay tan hábiles, que con preguntas inteligentes, «adivinan» primero el pasado, de manera que tengas plena confianza en lo que dirán sobre tu futuro. El tarot es uno de estos medios más conocidos, también hay la lectura de la baraja española, con diferentes propósitos y estilos, como la tirada del trabajo, lectura de la salud, tirada concreta de Sí o No, lectura al estilo gitano, lectura de Hermes y lectura dual española.

Echar las cartas

Quiromancia


Las líneas de las manos son únicas en cada ser humano. De hecho, la piel de los extremos de los dedos, de donde se toman las huellas dactilares, es una prolongación de la de la palma de la mano, donde está el mapa que supuestamente tiene las calles y avenidas que conducen al futuro de cada uno. De acuerdo a la quiromancia, es posible “leer” las manos de una persona para acceder a información sobre su estado de salud, sus características psicológicas y hasta su pasado y futuro. En este sentido, la quiromancia forma parte de las ciencias ocultas o pseudociencias. Es importante destacar que no existe ninguna evidencia científica que demuestre que, en los pliegues y las rayas de la mano, está escrito el “destino” de un sujeto.
En un mundo tan abrumado por lo comercial, nos imaginamos que en algún lugar podrás hacerte simultáneamente una quiropedia y una quiromancia. Le confías tus pies al técnico y tus manos al adivino.

Quiromancia

Cleromancia


Es una técnica de adivinación, con más de dos mil años de antigüedad, que utiliza los números grabados en los dados para obtener presagios sobre el futuro del consultante. El término Cleromancia se deriva de los vocablos griegos “kleros” (suerte) y “manteia” (adivinación). Se dice que la práctica de este sistema adivinatorio era conocida por culturas antiquísimas, como los griegos y los egipcios.
Para obtener respuestas utilizando la Cleromancia, el adivino podía lanzar uno, dos, o tres dados, después de mecerlos dentro de un cubilete (pequeño recipiente), y solicitar la intervención divina. Cuando se realizaba la técnica, empleando más de un dado, el contenido del cubilete se vaciaba dentro de un círculo, trazado en el suelo, con no más de 30 centímetros de diámetro (ancho de un objeto circular). Si alguno de los dados caía fuera del círculo, su valor era anulado o igualado a cero; en caso contrario, se sumaba el valor de los dos caracteres obtenidos, para interpretar la respuesta de las divinidades.
Anteriormente, los dados que se usaban para la Cleromancia eran tallados en marfil o hueso; sin embargo, en la actualidad, los ejemplares de plástico o madera funcionan perfectamente para el propósito adivinatorio, y sin carga kármica añadida.

Cleromancia

Oniromancia


El sueño -la representación de imágenes mientras se duerme- perturbó intensamente al hombre primitivo. Una especie de vida que en realidad no se vive. La oniromancia es el arte de la adivinación, mediante la interpretación de los sueños a través de símbolos, que tienen un significado determinado.
Esta práctica, data de la era griega en donde los famosos sacerdotes de la época, eran los consejeros especiales de grandes y famosos personajes como Sócrates, Euclides y Demóstenes.
Poco a poco, la tendencia se fue extendiendo hasta que paso a los aborígenes amazónicos australianos, en donde se adoptó como un sistema de creencias socialmente aceptado.
Sin embargo, no fue hasta el nacimiento del psicoanálisis en el siglo XX a través de Freud, que la oniromancia cobro vida realmente.
En esta teoría, donde ‘se sueña lo que está en el subconsciente’, se probó con el paso del tiempo, que no todo debía interpretarse, y que solo los puntos importantes de los sueños como símbolos, sentimientos o sensaciones profundas, debían tomarse como mensajes de parte del ser, en aviso a resolver problemas internos. Al igual que la quiromancia, esta también forma parte de las pseudociencias.

Oniromancia

Hieroscopia


Conocida también como Aruspicina, fue inventada por los etruscos por lo menos 500 años a. C. Consistía (¿o consiste?) en degollar un animal y examinar sus vísceras, también de los cadáveres de los humanos y los seres sacrificados, para ver qué decían sobre el porvenir. Podía tratarse de hepatoscopía o extispicina, según el órgano examinado.
La hepatoscopía, de origen babilónico, fue practicada por los sacerdotes caldeos, griegos y romanos. La observación tenía en cuenta el hígado, un órgano noble sede de las emociones, según creían los pueblos de la antigüedad.
La extispicina fue un arte fundamentalmente etrusco, que posteriormente también practicaron los sacerdotes romanos. Se observaban las entrañas –o exta- de los animales: el corazón, el estómago, los pulmones, el bazo y los riñones.
La aruspicina fue practicada durante siglos en el imperio romano, en donde representó una verdadera institución, hasta que fue abolida, junto con los demás sacrificios de culto helénico, el 27 de febrero del año 391.

Hieroscopia

Lectura de los posos de café


El café parece estar muy unido al mundo esotérico. La historia del café o la predicción del futuro a través de los posos del café, son claros ejemplos de ello. Acá explico cómo leer los posos del café.
Primero, deben saber que existen tres formas de leer los posos de café:
Directamente en la taza, luego de que acabes tu bebida,
Volcando la taza sobre un plato,
Sobre un pañuelo blanco, para interpretar la mancha que deja este.
Cada zona donde se posicionen las señales tiene una significación propia. Por ejemplo:
Los posos que se quedan al fondo de la taza hablan del pasado;
Los de las paredes hablan del presente;
Los del borde hablan del futuro.
También se dice que el fondo o zona central de la taza, está dedicada al amor. Las paredes al dinero y el trabajo. Mientras que los bordes tienen que ver con la salud.

Posos de café

Astromancia


El origen histórico de la astromancia comienza formalmente en Babilonia, logrando extenderse hacia Egipto, Grecia, India y Persia. Fueron los caldeos los que consiguieron sistematizar la observación astral. Pero la astromancia continuó su evolución hasta el punto que de ella saldrían dos disciplinas: la astronomía y la astrología.
Hace 32.000 años, en la era glacial, nuestros antepasados de la Edad de Piedra hacían incisiones en huesos de animales para representar las fases de la Luna. Vivían de la caza y la recolección, por lo que seguían las estrellas y predecían los cambios de estación gracias al cielo. Aquí nacieron los primeros indicios supersticiosos, sobre la relación entre el cielo y los eventos terrenales.
10.000 años antes de Cristo en Mesopotamia, el cielo adquirió aún más importancia, como medio para determinar la acción humana, tanto en la superstición y predicción, como para determinar las fechas apropiadas para la siembra y la cosecha.
Esas primeras civilizaciones mesopotámicas, especialmente los Sumerios, hacia unos 4.000 a. C, fueron las que dieron nombre a las más antiguas constelaciones: son las figuras que hoy conocemos como Leo, Tauro y Escorpio. Estas constelaciones señalaban puntos importantes en el recorrido anual del Sol por el cielo y constituían momentos cruciales en el año. Y, como los cielos condicionaban su forma de vida, los deificaron.
Gracias al conocimiento que alcanzaron las primeras civilizaciones mesopotámicas, los pueblos de Babilonia y Asiria, desarrollaron una compleja comprensión del movimiento de los distintos cuerpos celestes.
El conocimiento de la interpretación, de los cielos, se transmitió así por muchas de las civilizaciones antiguas. En Egipto, los sacerdotes analizaban el cielo para determinar el designio de los dioses. Descubrieron que la aparición de la estrella Sirio en el horizonte, coincidía con los desbordes del Nilo, fenómeno que era parte fundamental en la vida de Egipto. También ellos veían dibujos en las constelaciones de estrellas: nuestro Orión era Osiris, el dios de la muerte, y la Vía Láctea representaba a la diosa Nut, la diosa del cielo, dando a luz al dios del Sol, Ra.
Los estudiosos del cielo chinos, también observaban las estrellas, los planetas, las supernovas y los cometas. Elaboraron lo que puede ser el primer calendario del mundo en el año 1.300 a. C. Y daban a cada fenómeno inusual, un significado que impactaba directamente sobre los eventos mundanos.
En paralelo, en América, los mayas basaron su cosmología en la repetición de configuraciones entre las estrellas y los planetas. Para ellos, Venus representaba al dios de la lluvia. Para los aztecas, que dominaron lo que hoy es el centro de México, durante dos siglos, antes de la conquista española de 1520, Venus representaba al dios Quetzalcóatl que encarnaba la fuerza vital que surge de la tierra, el agua y el cielo. Hacían falta rituales y sacrificios sangrientos para aplacar a este dios, cada una de las cinco veces que Venus desaparecía y reaparecía en su ciclo de ocho años.
Ya para la edad media, cuando la práctica de predicción con los astros se ocultaba bajo las ciencias astronómicas, la superstición era quien mantenía viva este arte. Los sabios, llamados brujos a posterior, usaban la lectura de los cielos para dar respuesta a las más mundanas preguntas. Se sabía que mientras menos cambios en el cielo, mayor sería la pasividad de los eventos venideros. Por esta razón, era muy común que la irrupción de cometas en los cielos, se traducía en malos augurios, pestes y guerras.
Es el método predictivo más popular en la actualidad. En diarios, portales, emisoras de radio y de televisión; en todas partes está el horóscopo, qué es lo que podrías esperar de acuerdo con tu signo zodiacal y con la posición de los astros.

Astromancia

El momento de la muerte


La emisión del último suspiro siempre fue un momento sobrecogedor. De allí a asociar las últimas palabras de un moribundo a un augurio, no hubo más que un paso. Podemos haber llevado una vida de lo más común, pero quizá en el momento culminante de la muerte nos convirtamos en profetas. Siempre tratamos de respetar la última voluntad de un fallecido, aunque a veces cueste por no tener mucho sentido o por no convenir.
Cuenta Francisco Herrera Luque, en su novela histórica “En la casa del pez que escupe el agua”, que en trance de muerte, la madre del dictador venezolano Juan Vicente Gómez, pidió a su hijo que liberara los presos políticos y el tirano aceptó la petición materna. Al ver que no cumplía su promesa, uno de los hijos de Gómez le recordó lo grave de su incumplimiento y el presidente respondió: «Lo importante era que muriera creyéndolo».

El momento de la muerte

Rumpología


Así como en el tarot los especialistas leen las cartas y en la quirología (quiromancia) las palmas de las manos, hay una práctica que llega para revolucionar, esta es la lectura de nalgas. Debo aclarar que, dependiendo de la costumbre y manejo del idioma, vamos a encontrar autores que llaman culo, a la parte trasera conformada por las nalgas y ano, otros a las nalgas, únicamente y otros al ano, como el caso específico de Arturo Pizá.
Se trata de la técnica que lleva el nombre de rumpología donde estudian pozos, verrugas, lunares y pliegues para determinar el futuro y el pasado de una persona.
Jackie Stallone, una astróloga estadounidense y madre del actor Sylvester, asegura que la rumpología se trata de una técnica que es realizada desde hace años por los indios, griegos y romanos, inclusive de los babilónicos, aunque no hay ninguna comprobación de ésta información.
Según la astróloga, tanto la nalga derecha como la izquierda, revelan diferentes datos, acerca del futuro y del pasado, respectivamente.
Las líneas de la mano, los posos del té o el café y el tarot son las técnicas más habituales para descifrar el porvenir de cualquiera, pero hay quienes piensan …. ¿y si en realidad el futuro está precisamente echando la vista atrás? Concretamente, al culo. La rumpología o la anomancia, aunque no está recogida por la Real Academia de la Lengua Española, ha sido definida por el escritor y académico estadounidense Robert Todd Carroll, en su libro Rumpología para dummies como «el arte de leer las líneas, grietas, hoyuelos, verrugas, lunares y pliegues del pompis de un cliente».
Esta paraciencia es, según sus seguidores, una técnica que se usa desde hace años para averiguar, qué le deparará la vida al ser humano.
Según la propia Stallone, el glúteo izquierdo es una fiel representación del hemisferio cerebral derecho y a través de su lectura se puede descubrir el pasado, mientras que el glúteo derecho se identifica con el hemisferio izquierdo y es el encargado de predecir el futuro. A través de las posaderas se puede descubrir el futuro y definir el tipo de personalidad de cada individuo. El pandero es el espejo del alma, dicho de otra manera.
Sin embargo, no todos los rumpólogos siguen las directrices que la nonagenaria astróloga. Arturo Pizá Malvido, un fotógrafo mexicano que explora «el cuerpo y la luz como unidad», ha establecido su propio método para leer las nalgas, detallado en el artículo Fundamentos de la frenología anal.
Pizá cree que las contracciones del esfínter anal, que producen arrugas y forman los pliegues y repliegues del ano, se relacionan con la personalidad y el comportamiento de cada individuo. Siempre y cuando se disponga de un pompis saludable, existen 33 arrugas a estudiar. Según el mexicano, «la primera decena de estrías (del ano), el monte de Júpiter, corresponde al deseo; la segunda, el monte de Saturno, a la lógica; y la tercera, el monte de Mercurio, al amor». Las restantes se corresponden con distintos aspectos de la personalidad del cliente y por eso se denominan «arrugas aleatorias».
Analizando a fondo la forma, el tacto y la higiene de cada una de estas marcas, Pizá es capaz de definir el carácter de cada persona. Por ejemplo, las arrugas aleatorias duras indican timidez y nerviosismo, pero si son suaves y elásticas, son un claro reflejo de sensualidad o disposición para el erotismo. Si las arrugas están poco aseadas, el fotógrafo cree que esto un indica lucidez intelectual, energía y salud mental.
Dejando de lado el análisis de Pizá, la rumpología puede describir la personalidad de un individuo basándose en la forma de sus nalgas. Esta técnica fue ideada por el vidente alemán Ulf Buck, quien unificó la forma de catalogar a sus clientes según su tipo de culo.
Un trasero con forma de manzana, es decir, voluminoso, indica que la persona es carismática, dinámica, creativa y disfruta a tope de la vida. Si el pompis tiene forma de pera o de corazón (más grueso en la parte superior de la cadera), su dueño es alguien centrado, serio, de carácter firme y paciente. Los panderos redondos señalan alegría y optimismo, mientras que, si la persona carece de culo y su espalda se alarga hasta los tobillos sin ningún tipo de curva de por medio, es alguien muy pesimista, negativo y depresivo.
Para nosotros, la práctica de esta paraciencia, pudiera parecer jocosa, extraña y hasta vulgar, muy a pesar de que hayamos perdido gran parte de nuestra capacidad de asombro, sin embargo es impresionante como ha ido avanzando y ganado adeptos.

Rumpología


Frases para reflexionar


“Trata a un hombre tal y como es y seguirá siendo lo que es; trátalo como puede y debe ser y se convertirá en lo que puede y debe ser” Johann Wolfgang von Goethe.
“El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad.” Victor Hugo
“Dejemos que el futuro diga la verdad y juzguemos a cada uno según sus logros y sus objetivos. El presente es de ustedes pero el futuro por el que tanto he trabajado, me pertenece.” Nikola Tesla
“Aquellas personas que desarrollan la habilidad de adquirir permanente y consistentemente nuevas formas de conocimiento que puedan aplicar en su trabajo y sus propias vidas serán quienes lleven a nuestra sociedad hacia el futuro.” Brian Tracy
“Tratar de predecir el futuro es como intentar conducir por un camino rural por la noche sin luces, mientras miras por la ventana trasera.” Peter F. Drucker
“Si eres de los que confían, en que tu futuro te lo despeja el humo o cenizas de tabaco, las huellas del café, el tarot, una carta astral o cualquier otro acto de adivinación, entonces despídete, porque para ti no hay futuro.” Miguel A Zurita S.

Mi opinión


Indudablemente que el hombre, por más creyente o ateo que sea, desde el momento en el cual entró en conciencia de una versión existencial llamada futuro, su vida se fue transformando, y así como descubrió la gran diferencia existente entre nuestro dedo pulgar con los de los chimpancés y orangutanes, de igual manera se vio inmerso en un nuevo espacio, que se fue transformando y haciendo cada vez más enigmático y al mismo tiempo influía tanto en él, que de igual forma también lo transformaba.
Así como evolucionó la necesidad de abrigarse, de comer comida cocida y cada vez mejor preparada, hasta llegar a ser exquisitos manjares, un acertijo también fue evolucionando y haciéndose cada vez mayor y lo que alguna vez surgió como algo ingenuo y por casualidad, como por ejemplo; como decimos en criollo, alguien la pegó, con un hecho que marcó un hito, como una adivinanza y luego a este alguien, el populo se encargó de atribuirle poderes de adivino, después los que practicaban este tipo de actividades, fueron agregando toda suerte de trácalas y artimañas y así, con el manejo de ardides y actos de prestidigitación, recibiendo apoyo de ciencia e ingeniería, en el desarrollo de máquinas y equipos, para actos cada vez más impresionantemente ilusorios, emergieron los grandes magos, ilusionistas y adivinos. Muchos de estos adivinos, se dieron a la tarea de mezclar ciencia, religión e ilusión, para dar respuesta a las grandes necesidades de enterarse de lo que vendrá para mañana, necesidades que lógicamente fueron creciendo, de igual manera, que crecía el gran acertijo.
Para todos hay, lo antes descrito es una hipótesis de cómo se formó una rama del mundo de las adivinaciones, cosa que comparo con el creciente diseño de celulares, que van surgiendo en la medida, en que van surgiendo también las necesidades creadas por las mismas corporaciones tecnológicas que los fabrican, de allí la gran cantidad de equipos celulares y sus bondades, de manera que así como hay celulares hay cualquier cantidad de profesionistas de la develación del futuro, catalogadas de acuerdo a las diferentes necesidades creadas.
Cada quien tiene el libre derecho de creer, en y como más le convenga, pero particularmente considero, con respecto al futuro, que sin ciencias, capacitación, formación y estudio, el único futuro que hay, es seguir siendo víctimas de los fraudes, que como inventos del mismo hombre, se apoderan de sus vida manteniéndolo como esclavo.

Me despido con una frase del gran filósofo, profesor y escritor chino, de los últimos tiempos del período de los Reinos Combatientes (770-476 a. C.), fue el fundador de la escuela filosófica conocida como confucianismo. K’ung-fu-tzu; literalmente, «Maestro Kong».

Miguel Alberto Zurita Sánchez. ¡No Más MGF´S! Coro 19 / 06 / 2.020.

Merlin El Encantador

3 Comentarios

  • Miguel Alberto Zurita Sánchez

    Desgraciadamente la lectura, por la razón que sea, ha ido dejando de ser interesante y atractiva, para mucha gente.
    Por eso en almargendeltiempo, nos dedicamos a rescatar y mantener el apetito a nuestros apreciados lectores, además de ofrecer la oportunidad de participar, no sólo en comentarios, los cuales agradecemos enormemente, sino participando en publicaciones.
    ¡Todo lo que podamos leer es bueno y todo lo que podamos escribir, es mejor, porque el que escribe lee dos veces!.
    ¡Gracias por sus comentarios y opiniones!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.