Semana Aniversaria

LOGROS Y METAS. Por Marcelo Moreno Mendoza

Marcelo Moreno Mendoza

LOGROS Y METAS

LOGROS Y METAS


¿Quién nunca ha tenido una meta?, ¿quién no se ha emocionado por cumplir algún logro?
Desde siempre, el ser humano ha tenido sed de gloria, y de poder lograr todos aquellos objetivos que se autoimpone, es por eso, que hemos sido capaces de avanzar en muchas ocasiones, a pasos agigantados, y otras veces de manera lenta, pero constante.
Cuando logramos algo de manera personal, le damos un valor sentimental, que no todo el mundo puede comprender, excepto posiblemente, quienes te ayudaron en el camino para conseguir tu logro, y quienes se capaces de compartir esa felicidad que hay dentro de ti, por lo que has alcanzado. En un caso aparte, cuando se logra de manera grupal, el mérito que tienen todos los integrantes de dicho grupo, es algo bastante importante, ya que sin el aporte que tuvo cada individuo, no sería posible el haber alcanzado el logro.
Haciendo un punto y aparte, ¿qué tiene más mérito, el alcanzar la meta, o conseguir logros? Ciertamente el alcanzar la meta es un logro, pero no es el único que existente en todo el camino trazado hacia la meta. Pongamos un ejemplo, un escritor quiere conseguir un best seller, pero para ello debe tener una idea sobre lo que desea plasmar y vender; en el camino hacia esa meta, está compuesto por pequeños logros, como el poder completar su obra, o poder vender unos cientos de libros. Cuando por fin consiga la meta, de que su libro haya sido todo un best seller, ¿cuál podría decirse que fue su mayor mérito, el conseguir los pequeños logros, o que juntos le hicieron llegar a la meta?
También podríamos hablar sobre aniversarios, que son una parte muy importante en la vida de cada individuo, están esos aniversarios que nos recuerdan el amor, la amistad, el trabajo duro y esfuerzo, y aquellos que nos recuerdan momentos tristes. Pero vamos a mantenernos positivos, y enfrasquémonos en los aniversarios que nos recuerdan el trabajo duro y esfuerzo.
Ese aniversario que nos recuerda año tras año la alegría que sentimos cuando pudimos alcanzar ese sueño, esa meta, ese logro que tanto soñamos en algún momento. Recordemos cada proceso que nos ayudó a llegar hasta ese clímax, recordemos todo lo que nos hizo comenzar, luchar y finalizar el objetivo. Y ahora tenemos ese merecido descanso, veamos los frutos que ha dado nuestra batalla, y recordemos la alegría de cada triunfo, para una vez más, volver a luchar por una nueva meta, porque a fin de cuentas, de eso se trata la vida, se trata de luchar, vencer, descansar y de vuelta al ciclo hasta que llegue el final.

Marcelo Moreno Mendoza

Los días no volverán

2 Comentarios

  • Maria

    Eso es la vida, un constante ir y venir, altos y bajos, alegrias y tristezas, pero, el aprender a vivir te ayuda a definir y sacarle a todo el lado positivo, eso se llama….luchar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.